lunes, 31 de diciembre de 2012

Lirios Negros, Cenizas y Sonrisas del 2012

A pocas horas de terminar el año, hago el tradicional recuento de los daños y el recuento de las cosas hermosas que han ocurrido. Este año fue feliz y triste a la vez. Triste porque perdí a dos personas muy queridas: César Mávila, paracaidista peruano que fue muy amigo mío. Era una persona muy buena, agradable y muy inteligente. Era una persona muy alegre y fue más aún cuando se convirtió en abuelo y fue el abuelo más feliz del mundo. También perdí a una amiga que quería mucho, era la abuela del chico que fue mi primer novio, quien ahora es mi amigo al igual que el resto de su familia, ella se llamaba Romualda pero todos estábamos acostumbrados a decirle Marta y de cariño "ma Marta". Mi novio me acompañó a los servicios fúnebres de Ma Marta y fue muy doloroso para la familia y para nosotros los amigos. Dos personas muy queridas que sigo extrañando.

El resto del año fue hermoso, mis abuelitos siguen viviendo en mi casa, lo cual me hace muy feliz, mi novio llega a verme a diario y muchas veces se queda a dormir en casa, mi hermana está terminando la universidad y mi madre siempre rebúscandose y haciendo bien las cosas. Los cumpleaños estuvieron bien, mi abuelito se agenció 94 años y mi abuelita 83, uh que bonito. Esta navidad se cumplieron 2 años que ellos se mudaron conmigo.

Lastimosamente mi hermana fue víctima de maltrato por parte de un doctor que está haciendo su R1 en el mismo hospital donde ella hace sus prácticas, la trataba peor que en un cuartel, lo bueno es que ese tipo se calmó porque si no lo hacía, yo estaba dispuesta a apoyar a mi hermana en una denuncia en todas las instancias y hasta con abogado incluido para que aprenda el tipo que no tiene que tratar mal a ninguna persona que esté haciendo su año de internado. Así que, el tipo fue puesto en su lugar por la autoridad competente y se calmó, no llegamos a la denuncia. Bien por él.

Me siento feliz porque gracias al extenso árbol genealógico que estoy construyendo acerca de mis ancestros, he encontrado familiares que por años estuvimos separados, sólo me falta encontrar la familia de mi padre, de él sólo tengo su apellido, ya que por la guerra, siendo niñas pequeñas, tuvimos que ser arrancadas de los lazos familiares por razones de seguridad. Lo malo es que las décadas pasaron y la familia se perdió en el tiempo y la distancia, pero no pierdo la esperanza. Hace poco pude contactar a un amigo de mi padre, hemos quedado que me llevará donde la familia.

Ya llevo dos años escribiendo la historia de mis abuelitos, siento que nunca la termino. Pero gracias a que pude encontrar registros parroquiales y municipales muy antiguos, pude darle a mi abuelito la alegría de saber qué día nació su madre y que día murió, ya que él era un niño de 8 años cuando ella partió al otro lado del silencio. También averiguamos cómo se llamaba realmente la abuela de mi abuelo, ella murió sin saber su nombre completo, ni el día ni el año en que había nacido. En la investigación encontré datos de los abuelos de los abuelos de mis abuelos! registros parroquiales que datan de 1810, la patria aún no era patria. Ya sabía que tengo ancestros indígenas y europeos pero no sabía que también tenía un ancestro de raza negra! ya decía yo, esa es la razón que ciertas partes de mi anatomía tienen tantos rasgos de morenota! jaja aunque soy chele, puro papel jaja.

Mi novio amado, Rafael Eduardo, es un amor conmigo, siempre me cuida y me apoya. Cocina muy bien, como chef y platicamos de tantas y tantas cosas, me encanta su inteligencia y la basta cultura que tiene. Él está entrenando artes marciales, en un estilo muy bueno, es el Sambo, está en el centro de entrenamiento de un muy amigo mío. Ya les he contado que mi novio ha sido constante en la practica de deportes marciales durante toda su vida, ahora está concentrado en este estilo ruso. Sigue con su guitarra, con el jazz, la buena música y sus trabajos como músico, de hecho ha estado participando en toques de jazz, uno fue en la UCA y otros en diferentes lugares. Ya tiene un amplificador para poder trabajar mejor. Lo amo y me ama, soy muy feliz a su lado y me comprende y me acepta tal cual soy, igual yo a él, nos sentimos bien. 

A mi madre la operaron de sus ojos en 3 ocasiones, la tercera fue porque en la segunda la habían dejado ciega, el médico volvió a hacerle la operación. Ya está bien nuevamente mi madrecita linda. Con ella las cosas están bien, cada día nos comprendemos más.

Mi hermana está logrando su meta universitaria después de tantos obstáculos, se enfrentó a la muerte con una enfermedad cruel, insuficiencia renal crónica, pero ya todo está marchando a todos trapo luego de su trasplante renal y yo feliz porque ella está bien. Le ha tocado soportar los rumores de gente que la critica por que es trasplantada, claro, no saben el sufrimiento que ella ha pasado, como ella es tranquila y humilde por eso la joden, si fuera jodida ni valor tuvieran de hablar babosadas a sus espaldas. 

Con lo del paracaidismo, sigo saltando! En enero tuve la oportunidad de saltar nuevamente en el Show Aéreo Ilopango 2012 y el par de saltos estuvieron riquisimos, llenos de alegría y mucha adrenalina. En marzo fuimos a Guatemala a un campeonato a principios de año y nos fue muy bien, también en el campeonato nacional nos fue bien, estuvo chivo. Estoy saltando un paracaídas 170 y aun lo estoy conociendo, después de tantos saltos con otros tipos de chute, este lo siento rápido y todavía lo trato con sumo cuidado. Hay personas que tienen acceso a viajar a bases de entrenamiento a los "yunai", pero yo no puedo por las ya conocidas malas finanzas que tengo y tampoco tengo un paracaídas propio jaja así que por el momento seguiré estando con esa meta sin cumplir, aquí es mero producto nacional a mucha honra, con paracaídas prestado hago la "cacha". El día del paracaidista, 29 sept, saltamos en la playa, salimos del avión sobre el mar y avanzamos hasta la playa, no es fácil, pero es lindo, aterrizamos en un evento de la Selecta de Playa invitados por el Comité Olímpico. 

Con la poesía me fue bien, tuve la oportunidad de ser invitada en dos ocasiones para leer mis textos en el Teatro Nacional, yo pobre mish leyendo junto a poetas nacionales muy destacas. También fui  invitada a leer a bares culturales y estuve dos ocasiones en La Luna, Casa y Arte, incluyendo el día de la despedida, que por cierto, no volverá a haber un lugar como La Luna.  

En lo de las acostumbradas acabazones económicas por las que paso, pues sigo sin pisto, pero para paliar la situación estuve dando clases privadas de física, matemática y mecánica de sólidos a universitarios, haciendo tareas y refuerzos, y eso me ha ayudado mucho, lo que más me dejó para los frijoles fue una serie de clases de mecánica de fluidos que di a unos médicos que se estaban preparando para una especialidad en la cual eso es necesario conocer el comportamiento de los fluidos, yo feliz porque pasaron muy bien sus evaluaciones. Luego mi venta de pan dulce en la oficina no estuvo muy buena todo el año, fue normal. Las deudas siguen pero que se esperen los bancos, no me voy a morir de angustia, hay más tiempo que vida. Hasta de security trabajé en el concierto de Armin Van Buuren (quien sabe cómo se escribe). En la oficina, en mi trabajo diario, mi profesión, las cosas están bien, fui incluida en proyectos importantes y todo ha salido bien, de hecho, me felicitaron por varias cosas destacadas que hice, que la verdad me quedaron geniales. 

El año ha sido bueno, las adversidades son sólo el crisol para sacar lo mejor del interior humano. 

Agradezco a mis amigos, amigas y familia por estar siempre conmigo y apoyarme, quiero desearles que tentan un feliz año.

Este año, a rugir como los tigres! 

Feliz 2013!!!

jueves, 29 de noviembre de 2012

Hace 5 años que iba a morir

Hoy se cumplen 5 años de la noche que vi la muerte más cerca que en otras ocasiones, demasiado cerca. Esa noche hacía viento, igual que hoy, también la luna estaba hermosa. Esa experiencia me hizo una persona muy pero muy distinta. Cuando volví de ese infierno, yo era más fuerte que nunca. La Ingrid triste murió esa noche. 

Si hubiera muerto esa noche, pueda que hoy, pocos recordarían quien fui, pero como "a la mala hierba ni el burro se la harta y si se la harta le hace daño, o se muere el hijueputa", aquí estoy: lista, firme, fuerte para lo que la vida traiga. Lista para los nuevos combates, diez mil pasos al frente! Rujo como el tigre más fuerte!

Mi hermana sufrió mucho por ese momento, hoy me escribió algo que me sacó un par de lagrimones agradecidos: "Ingrid, escribo con lágrimas en mis ojos dando gracias a la vida por haberte salvado de la muerte. Porque el destino sabía que tu ibas a salvar la mía y ahora somos una persona compartiendo un órgano, una vida para disfrutarla, paracaidista por siempre!"

En estos 5 años han pasado tantas cosas, entre las cuales toda la lucha por realizar el trasplante renal para  mi hermana. También celebro que está con vida y bien, celebro que tengo vivos a mis abuelitos lindos y que están junto a mí, mi madre preciosa que poco a poco se le solucionan sus cosas, el amor que siento por mi novio Rafael Eduardo y mi inquebrantable unión con mis amigos queridos y el resto de mi familia. 

Nunca tendré las palabras justas para agradecer a mis amigos y familia que no me dejaron sola, a los que me llevaron al hospital, a los que me cuidaron en casa, a las que me peinaban, que me escuchaban, que me consentían y me dieron todo su apoyo, cariño y comprensión. 

Siempre digo que de esa experiencia aprendí que: "En cada río de fango en el que he caído, he recogido una flor".

GRACIAS FAMILIA, AMIGOS Y AMIGAS, HOY NO ESTARÍA AQUÍ SI NO HUBIERA SIDO POR USTEDES. 

domingo, 28 de octubre de 2012

La Casampulga (Latrodectus Mactans)

Buenos mis queridos amigos y amigas, a petición de un lector que el día de ayer visitó mi blog y dejó un comentario en la entrada Las Siete Serpientes Salvadoreñas, serie de post publicados por su servilleta donde hablo de el tamagas, timbo, coral, etc.  Esta noche me dispongo a comentar sobre este animal temido por los habitantes de las zonas rurales de nuestro querido país: la casampulga. 

¿Qué es una Casampulga?
Es una araña altamente venenosa que tiene el tamaño de un garbanzo pequeño, tienen el cuerpo muy pero mu globoso y tiene manchitas rojas en su lomo y su panza tiene una mancha roja en forma de reloj de arena, pero ¿quién se va a detener a mirar el relojito de la muerte? Hasta que ya están en edad madura llegan a ser así, en cambio los especímenes juveniles son café o la manchita es como amarillenta. Los machos son más pequeños y el color no es tan intenso como las hembras. Si una de estas animalas lo muerde, corra al hospital, solo cuenta con una hora antes que el veneno haga estragos. Tiene un veneno neurotóxico que actúa en poco tiempo. La mayoría de los casos, muerde a niños o a personas que están haciendo limpieza porque a esta arañita le gusta andar cerca del suelo en lugares secos, oscuros, también en el campo, el jardin, etc. En verano se ponen más activas. Los accidentes con ella pueden ocurrir cuando uno está durmiendo y la aplasta, ataca en defensa propia y es nocturna y sedentaria. No debemos confiarnos, esas arañas pueden vivir en la ciudad.

Dato Taxonómico:
Es una araña cuyo nombre científico es Latrodectus Mactans. Fue descrita por primera vez  en 1775 por Johan Cristian Fabricius, un importante entomólogo danés que fue alumno directo del mero mero Linnaeu!!. En 1970, B. J. Kaston taxonomizó las especies correspondientes a esta familia. La casampulga pertenece a la familia de las Theridiidae, en nuestro territorio nacional, la especie Latrodectus Mactans es la que nos interesa conocer. 

Toxicidad:
Es extremadamente venenosa. Lea lo que dicen los expertos en este sitio:  clic 

El veneno es amarillento y aceitoso. Se llama Latrotoxina y rápidamente actúa sobre las terminaciones de los nervios, los ganglios linfáticos que estén cerca del lugar de la mordedura, ademas de la toxina tiene hialuronidasa y ácido D aminobutírico. Todo esto afecta los niveles de sodio, potasio y calcio en nuestro organismo y muchas otras complicaciones que, si es de su interés, puede ver en el link que puse arriba. 


Curiosidades:
La casampulga es una de las muchas especies conocidas en otros ambientes como Viuda Negra. Todos ya sabemos porqué le dicen viuda negra. Al macho, "salú lulú", se lo cena la hembra después de aparearse.
Según un artículo publicado por la UNAM, el veneno de casampulga, dependiendo del peso de la víctima, podría llegar a ser hasta 15 veces más potente que el veneno de una vívora cascabel.

Mitos de la Casampulga. 
Cuentan que el único antídoto para la mordedura de esta araña es que, inmediatamente ocurre, de alguna forma se consigue que la victima haga sus necesidades biológicas de tipo 2 (popo) y luego hacen una horchata con sus desechos y se obliga a que la víctima lo ingiera. ¿Se imagina usted tomando este refresco? La creencia es debido a que creían que mediante la reacción de asco, eso ayudaba a evitar que el cuerpo se "engarrotara" debido al veneno. 

Anécdotas con Casampulga:
Ojalá que mi tía no se moleste conmigo por contar esto. No la llamaré por su nombre para evitar una justa regañada. Resulta que cuando mi abuela estaba pequeña, su hermana y uno de sus hermanos estaban jugando en su petate cuando la niña aplastó una casampulga, al ratito comenzó a gritar la niña y Mamá Tina (mi bisabuela) "reconoció" a la araña y dijo que era una casampulga. De inmediato procedió a darle la horchata, se ignora de quien eran los desechos porque se encerraron en un cuarto. La tía abuela sobrevivió y sigue sobreviviendo porque ya pasaron 70 años de esto. Lo siento tía, no lo pude evitar.

Luego allá en el cantón donde yo crecí, una niña llamada Luisa A. le ocurrió lo mismo cuando jugaba, le dieron la misma receta y sobrevivió. 

Todo esto es un mito, con seguridad lo que ocurrió es que confundieron la especie Lactrodectus Mactans  (casampulga) con otra araña muy parecida que perteneciente al género Steatoda. Así que, no sirvió que se tomaran la horchata pero probaron su resistencia a ingerir cosas asquerosas. 

Antídoto: 
En la UNAM, México, desarrollaron el antiveneno mediante lo último en ingeniería genética, su nombre es Aracmyn. Si usted, mi querido lector, desea saber más acerca de este antídoto puede buscarlo aquí. o aquí también.


Recuerde, si desgraciadamente, una araña le da un mordisco, asegúrese de llevar el minúsculo cadáver del animal para que lo vean los médicos, si se equivocan y le dan el tratamiento para una casampulga, pueden complicarse las cosas.

Si te gustó, deja un comentario, saludos.

FUENTES:
http://ohioline.osu.edu/hyg-fact/2000/2061A.html
http://www.smbb.com.mx/revista/revista_2009_2/Latrodectus_mactans_Baculovirus.pdf
http://www.bvs.hn/RMH/pdf/1944/pdf/A14-3-1944-3.pdf
http://www.monografias.com/trabajos16/aracnidos-veneno/aracnidos-veneno.shtml





sábado, 29 de septiembre de 2012

Día del Paracaidista 2012

Este día se celebró el día del "parachute" en la Federación y por la noche en el Batallón de Paracaidistas. La fecha 29 de Septiembre es debido al santoral católico en el cual se celebra en esta fecha al Arcángel Miguel, quien según la tradición, es el más fuerte y valiente de los ejércitos celestiales.

No soy crédula, pero les contaré que el mito rabínico dice que cuando fue la rebelión de los ángeles en la morada del Altísimo, las legiones de Samael (y no Lucifer) entraron en encarnizado combate contra las legiones celestiales comandadas por el mero mero Miguel Arcángel. Entonces, cuando estaban combatiendo en el filo entre el cielo y el abismo hacia la tierra, se desprendieron a causa de la presión de ambos grupos en combate, no puedo evitar recordar una ilustración de Gustav Doré sobre este momento (hecho para el libro El Paraiso Perdido de Milton), entonces dicen que en el momento inminente a la caída desde aquel filo mítico, Samael se sujetó de las alas a Miguel y comenzaron a caer y caer hacia la tierra. Miguel no podía abrir sus alas porque Samael lo traía bien agarrado con la intención de precipitarlo junto a él. Estaban por caer con todo el poder de la gravedad cuando el Altísimo, en su gran misericordia, hizo que las alas del Arcángel Miguel se abrieran y fue así como sólo él pudo volar y sus adversarios cayeron en las tierras de Etiopía, fue así como, a causa del impacto de los rebeldes, se formó el lago de fuego Erta Ale. Y que fue por eso que el símbolo de un paracaidista son un par de alas, simulando aquellas alas que se entendieron antes de tocar tierra. Francamente, este mito me gusta mucho. Esa figura mítica del Arcángel me parece hermosa, me encantaría que eso hubiese sido cierto y que existiera un ser como este. Este relato es una mezcla entre el mito copto y el rabínico, tiene unas imágenes muy buenas.

Después de narrar a groso modo el cuento de Miguel les contaré la crónica del día. Por la mañana mi novio y yo llegamos muy temprano a las instalaciones de la federación, nos dijeron que estaba en firme una invitación del Comité Olímpico para un salto en la playa en el marco de un evento de la Selección de Fútbol de Playa.

Habría un salto por la mañana en en la cancha de la Autoridad de Aviación Civil, allí saltaron en el transcurso de la mañana varios compañeros Carlos Meza, Shamba Turcios, Latín, el Cnl. Grijalva; Rivas y el pollo. Nosotros fuimos a ver la marcación de la zona. Después de eso nos fuimos para la fede a preparar todo para el salto que teníamos en la playa a las 14:00 horas. Hicimos el acostumbrado breafing antes de un salto y acordamos el número de paracaidistas por pasada, altura de salto, altura de apertura, calibración de altímetro con respecto a la zona, etc.

El plan era aterrizar en la playa Costa del Sol, frente a Hotel Pacific Paradise. Mi novio y otros compañeros se fueron a las 11:00 en vehículo hasta la zona donde aterrizaríamos para marcar con el painel (enorme circunferencia hecha de lona color rojo y blanco) y ver desde el aire el punto de referencia. Nosotros abordamos el avión Arava de la Fuerzá Aérea Salvadoreña poco después de las 14:00; el orden de las pasadas era el siguiente: Primera pasada: Meza Martínez, Donald Melendez, Gerardo "chalate" Ventura, Ingrid Umaña (yo), Milton Abarca, Francis Abrego y Mario Solis. Segunda pasada: Rivas Pérez, pollo, tuto, Shamba, Javier "choper" Ochoa, Herbert Barillas, Joaquín Latín y Cnl. Grijalva.

El salto era un par de km mar adentro. El avión hizo su aproximación, mi turno de salto era el 4to de la primera pasada. El maestro de salto, Cnl. Grijalva,  iba en la puerta viendo el avance del avión con respecto al punto. También iba cerca de la puerta Meza Martínez. De pronto Grijalva me saca de la fila con un llamado hacia la puerta del avión y con su típica voz fría me dijo "allí está la zona, ¿la vez?, señalando con su dedo. Sí, respondí. Me pegó una palmada en el hombro y viéndome directamente a los ojos me dio la orden de salida: "Salte!" y sin dudarlo, salté del avión. Mi lugar de salto era el cuarto, sin embargo, yo no iba a retroceder ni a dudar. Cuando el maestro de salto ordena salir del avión, se obedece.

Así que me fui de mujer puerta sobre el mar a 7,000 pies de altura. Durante el descenso pude observar lo hermoso de venir cayendo sobre el mar y lo delicado que es, ya que perdés la percepción de la altura, vez que estas muy bajito sobre las olas y cuando checas tu altímetro te das cuenta que no es así, que tenes altura. Venía pendiente de mis compañeros para hacer la respectiva señal de apertura e iniciar dicho proceso. Hice la señal y tiré del pilotín, el paracaídas 170 comenzó a abrirse. 

Cuando estaba completamente extendido me di cuenta que un canal no estaba completamente abierto y halé con sumo cuidado los controles para que se inflara, así fue, se infló y probé los controles, luego me puse en contra de viento e inicie mi trabajo de cúpula. Pude ver la belleza del mar hasta el horizonte, ver ese fenómeno de capilaridad entre el cielo y el mar, mis ojos no dejaban de ver un enorme barco que estaba varias millas mar adentro. Me quede descendiendo entre la reventazón de las olas y el mar hasta que tuve una altura de aproximación muy buena. Aterricé muy bien, de una forma increiblemente buena sobre la arena! Allí estaba mi novio y me recibió con un gran besote. 

La mayoría de camaradas de mi pasada siguieron el patrón de vuelo, dos aterrizaron a favor de viento. Después la segunda pasada hizo su aparición, mi primo tuvo emergencia de dos cúpulas abiertas. Fue a aterrizar sobre un árbol dentro de un rancho privado como a un kilómetro de la zona de aterrizaje. Salimos corriendo a buscarlo y estaba en perfectas condiciones de salud. Luego nos regresamos para el hotel, allí nos estaban haciendo el feo porque estábamos sentados en el suelo, una mujer supervisora del hotel nos fue a decir que los paracaidistas no podíamos estar allí. Que barbaridad, ni modo, así es la gente.

Luego nos regresamos en distintos transportes, el COES dio un microbús y allí se vino el resto de paracas. En el carro de mi novio veníamos varios incluyendo a mi primo. Por la noche fuimos al Comando de Fuerzas Especiales a celebrar el día del paracaidista con nuestros amigos militares. Estuvimos a la mesa con el Cnl. Ramos Rivera,  Mario Terezón, Meza Martínez, Linares, Frutsi y otros grandes camaradas.

Nos dieron comida y uno de los bocadillos tenía un plante de chucho asado que hasta pasamos bromeando con el asunto, un enorme hueso que obviamente era una tibia no cabía en el plato, entonces mi novio se lo ponía en la boca e imitaba a un perro, estuvo muerto de risa. Tenía un sabor muy rico pero con mi experiencia de comer perro en entrenamientos de supervivencia, estoy segura que no era perro, pero juro que parecía. 


Federación de Paracaidismo, todos antes de irnos a saltar a la playa. 2012

Mis camaradas y yo en el avión rumbo a la Costa del Sol, 2012

Ya listos para saltar sobre el mar y llegar a la playa. 2012

Mi novio y un camarada poniendo el painel, para que vieramos la zona desde el avión.

Primera pasada, yo vengo con cúpula azul franja blanca.

Yo maniobrando sobre el mar, cúpula 170. 

Yo frenando de cara al mar. 2012

Yo contenta del gran viaje sobre el mar.

La gente en el evento.

Mi novio y mi primo.
Aquí les dejo el poema que escribí hace un tiempo para mis Hermanos de la Seda, no es que sea un gran poema pero es con gran cariño dedicado a todos mi hermanos en vida y en muerte.



HERMANDAD DE LA SEDA.
Escrito por Ingrid Umaña. Todos los derechos Reservados.

Salto desde el misterio de un halcón de metal,
Llevo a mi espalda la mitad de la luna y un lienzo doblado con todos mis sueños.

Me lanzo en busca del campo perfecto
y vuelo y caigo,
y caigo y vuelo.

La tierra reclama con fuerza mi corazón de tigre
Mientras vuelo entre las barbas del viento.

Viajo rápido por la calle de los Arcángeles
paso por la lágrima donde nace la lluvia
paso por la casa de los truenos y de las flores que nunca lloran.
Paso por el jardín de mis muertos y les beso la frente.

Hoy he bailado alegre con la muerte
Y he rozado levemente su túnica celeste,
y una cúpula hecha de astros nocturnos
ha sostenido la suavidad de los temores que a veces vibran en el alma.
                             
He saludado los atrios de los dioses del viento
He atravesado las sabanas sagradas de las nubes
He visto a mis pies las torres más altas.
He estado más allá de los riscos
Mas allá de las cumbres.

Hoy me reciben las piedras, el pasto y los árboles
Y tal vez mañana seré pestaña de una estrella hecha de espíritus vestidos de seda.
Seda que crece como flor de gladiola en el camino de la muerte
Muerte que muere en la ruta de los rayos de sol.

Yo soy como las tormentas
Soy como mis hermanos,
Soy como ustedes,                                                                          
Soy como el viento
Soy paracaidista.

domingo, 9 de septiembre de 2012

Feliz Cumpleaños Mi Amor!

Hay personas que tienen el toque divino de cambiarle la vida para bien a otros seres, en mi caso, esa persona es mi novio. Es alguien capaz de dar alegría en los momentos más difíciles, es amoroso, leal, caballeroso, fino, buen amante, buen novio, grande corazón, buena persona, me ama y lo amo. Es el hombre que, si caigo, me da la mano para que me ponga de pie y siga hombro a hombro luchando en el combate de la vida. Desde que lo conocí no me  deja sola en los momentos más cruciales de mi vida. Cuando comenzamos nuestra relación, ocurrieron dos eventos importantes durante un solo mes, esas cosas cambiaron las vidas de ambos: la cirugía de trasplante para mi hermana y el fallecimiento de su padre. Dos cosas muy fuertes que nos tocaron las fibras del alma.

Rafael Eduardo es un hombre fuera de serie, es jazzista de profesión, es extremadamente bueno con su guitarra, talentosísimo en todos los sentidos, muy inteligente como pocas personas que conozco, sabe muchas pero muchas cosas, desde historia universal, pasando por las ciencias y las artes, también es artista marcial y paracaidista de caída libre. Compartimos exageradamente nuestros gustos y filosofías de vida, desde Bach hasta saltar de un avión en buen estado. Lo amo y me ama, me acepta tal cual soy y yo lo acepto tal cual es.

Cuando yo estaba recién salida del hospital, con los puntos de la cirugía en mi abdomen, sin poder moverme, él me bañaba y me desenredaba mi cabello, me peinaba como si yo fuese una niña. Me dice que soy su "preciosa", me hace sentir feliz y llena de vida. Desde que Rafael Eduardo llegó a mi vida, todo tiene energía positiva, a veces yo me ponía triste al ver tantos obstáculos, metas desvanecidas con mi lucha para lograr que el trasplante de mi hermana se realizara, yo no me di por vencida, no lo hice, pese a estar sola al frente de la batalla. Yo sentía como si llevara el peso del mundo, pero cuando alguien más llegó a la misma línea de fuego a palear a mi lado, eso me dio una fuerza extra. Me da fuerza sentir a mi Rafael Eduardo a mi lado. Lo amo. 

Mi familia lo quiere mucho, cómo que no, si él es de lo más querible. Una vez mis abuelitos enfermaron, los llevé a la emergencia del hospital, cuando volvimos nos tocó soportar una gran tormenta que nunca se quitaba, mi novio se mojó junto a mí para proteger a mis abuelitos para que no les cayera ni una gota de agua. Me conmueve tanto cuando lo veo apoyarme, tan especial, tan noble.

Hoy es su cumpleaños, hemos estado juntos, fui la primera en felicitarlo al despertar, hemos pasado bien bonito el día y quiero hacerlo feliz todos los días de la vida.
 
Soy feliz cuando despierto entre sus brazos, cuando lo veo y le escucho su forma magistral de ejecutar su guitarra, cuando salto de un avión y sé que el está esperando por mí, cuando cocina para mí, cuando cocino para él, cuando sin motivo alguno me sorprende algo hermoso, cuando vemos una película en casa, cuando caminamos juntos, cuando me pierdo en sus enormes ojos verdes, cuando me recuesto en su pecho escuchando como late su corazón hasta quedarme dormida, cuando entrenamos juntos alguna técnica de artes marciales, cuando al compas de un café hablamos por horas sobre temas académicos o simplemente de algún grupo musical, amo verlo cuando duerme y cuando despierta. Amo cada segundo a su lado, amo estar en su vida y agradezco a la vida por un hombre como él. Al fin llegó a mi vida el hombre justo, el hombre que quiero para vivir el resto que me queda junto a él. El hombre con quien quiero envejecer y hacerlo feliz así como él lo ha hecho conmigo. Este es el gran hombre que amo, Rafael Eduardo, mi samurai urbano.

Feliz cumpleaños mi amor! TE AMO.





miércoles, 15 de agosto de 2012

Sustos y Sismos

Hoy hubo un sismo de 5.6, el epicentro fue frente a las playas de La Libertad. En otras épocas un temblorsito de esta magnitud no me hubiese hecho moverme, yo nunca he sido miedosa con los temblores porque en este país a cada rato hay sismos de mediana intensidad, pero ahora que mis abuelitos viven conmigo, me asusté como nunca me había asustado, porque ellos tienen desafíos físicos para caminar, usan andadera y equipo ortopédico, todo eso me pone en qué pensar porque una evacuación en caso de emergencia mayor sería complicado. Guardamos la calma.

Yo estaba en la cocina haciendo un café para mi abuelito, él ya estaba cenando y mi abuelita estaba en su cuarto, como mi apartamento es bien pequeño, sólo nos separaban pocos metros. Comenzó a temblar y no me mosquié pero cuando subió la intensidad salí rápido de la cocina y me dirijí a los abuelitos, nos hicimos puñito a esperar que pasara. Pensé en el peor escenario, cómo saldríamos si las cosas su pusieran peor, vivimos en apartamento y hay otra familia que vive sobre nosotros. Todos los muebles rechinaron y mi abuela bien nerviosa pero mi abuelo no dejaba de saborear su cena y con su carácter firme sólo me miró fijamente. Guardamos la calma, me quedé en medio de los dos, en estado alerta. En eso dejó de temblar y mis queridos vecinos y amigos llegaron de inmediato a ver como estaban mis abuelitos. 

Después del temblor, mi abuela se asustó tanto que hasta olvidó que usa andadera para desplazarse y dio 3 pasos sin ella. Increíble las cosas que la adrenalina hace y a la vez muy peligroso porque no puede caminar debido a su operación de cadera y pudo haberse golpeado en el caso de estar sola. Mi abuelo dijo "no voy a salir, estoy cenando".  Luego llamé a mi novio, mi madre y mi hermana para saber cómo estaban y todo bien.  

Guardé la calma en acciones corporales pero en mi interior me asusté mucho por que la probabilidad de fuese una catástrofe era alta, el pensamiento de cómo rescatarlos, el pensamiento de "o salimos todos juntos o no salgo de aquí".  En realidad no fue la gran cosa el sismo pero cuando una persona responde por su tribu, el punto de vista cambia y nada es más importante que la supervivencia de mi gente.

Esto me recuerda a los terremotos de 2001, ese sábado 13 de enero y martes 13 de febrero del mismo año fueron catastróficos. Aquí dejo el post que escribí cuando se cumplieron 10 años de esa catástrofe clic. Hasta el sol de hoy estoy pagando el dinero que pedí prestado en un banco para pagar la reconstrucción de la casa de mis abuelitos de allá del cantón. 

Ahora ya no pienso en "ah está temblando" ahora pienso "¿cómo voy a salvar a mis viejitos?". Cuando hice un curso en la Cruz Roja bajo la instrucción del buen amigo y bombero Fernando López, uno de los trabajos era hacer un plan de acción ante novedades medias y mayores, donde se tocaban varios puntos incluyendo la evacuación para mi propia casa, ahora he retomado ese tema y estoy haciendo ese plan adaptandolo a mi actual vivienda.

Voy a abastecer mi mochila de emergencia con las cosas importantes (mochila verde) y mi botiquín tambien lo voy a abastecer (mochila roja).

Aquí la lista por si acaso lo consideran importante: 

Contenido de mochila verde:
Tijeras, lámpara, 4 pares de pilas, 2 lazos, cinta aislante, alicate cuchillo, 2 frasadas, 4 sweters, 4 vasos, 4 cucharas, 4 tenedores, 1 jabón, 1 jabón de baño, paste, 1 botella de lejía (desinfección de hortalizas), 4 cepillos dentales, 1 pasta dental y  mi marmita.

Contenido de mochila roja:
Materiales: guates, jeringas, compresas, hisopos, curitas, etc.
Instrumentos: férulas (si no hay para el cuello, un par de gorras sirve para improvisarlo), estetocopio (hay médico en la familia), tensiómetro, etc.
Medicamentos: analgésicos, antidiarreicos, suero oral, jabón yodado, alcohol, etc.

Lo primero es guardar la calma, no ajolotarse. Hablando de no ajolotarse, yo sigo ajolotada y pensando en esto, porque yo paso trabajando durante el día y ahorita no tengo plata para pagar quien me cuide a mis abuelos durante mis horas laborales, así que ya veré cómo soluciono esto y pagaré a alguien que pase en casa.

Mi intención no es asustar a ninguna persona, sino hacer conciencia que es mejor prevenir que lamentar.

Un abrazo a todos.

 No hay que ser paranóico sino precavido! hasta pronto.

domingo, 29 de julio de 2012

Shelby, mi amiga.

Hoy cumple años una amiga muy especial, es alguien a quien considero como una hermana más. Nos conocimos en la Universidad cuando cursábamos segundo ciclo, en 1996. Ella estudiaba Licenciatura en Idiomas y yo Ingeniería en Sistemas. 

El edificio de la U tenía cinco niveles. Idiomas estaba en el primero y segundo. Ingeniería estaba en el cuarto y quinto. Pero el tercero era para laboratorios de materias comunes y también allí estaban los lab de inglés. Entonces yo llevaba una materia común, Psicología General, por eso iba al tercero. Un día estaba yo esperando el cambio de clase en el tercero cuando vi  una cipota casi en la misma postura despreocupada que yo tenía, ambas viendo hacia las escaleras, distraidas viendo tanta gente subir y bajar. Vi que tenía un solo arete que simulaba una pantera engarzada en casi toda su oreja y eso me llamó la atención por mi afición a los felinos y le dije "hey que chivo tu arete" y ella se sonrió y me dije "muchas gracias". Yo quería preguntarle que dónde lo había comprado pero me dio cierta pena porque se iba a notar que quería tener un arete como el de ella. 

Pasaron los días y estando con una amiga, Roxana,  en eso me dice mi amiga "hey es la Shelby, vení te la voy a presentar!". Nos presentó Rox y de inmediato comenzamos a platicar y le recordé el episodio de su arete en forma de pantera y de pronto la charla se hizo tan amena que hasta estábamos hablando de Van Gogh, de Rembrandt y de cosas de cultura general, allí me di cuenta que era una persona muy ilustrada. Desde allí nos hicimos grandes amigas inseparables. La amistad llegó a tener una gran empatía y lealtad.

Por ese tiempo mi vida era extraña, venía de sobrevivir a una enfermedad  y había quedado muy delgada a causa del tratamiento, mi madre y yo no nos llevábamos bien en esos días confusos debido a las cosas de la adolescencia donde le había revelado que yo era considerablemente  incrédula de la divinidad y que pensaba que las religiones separaban a las personas, que tenía dudas del origen del universo, de la vida, de la existencia de seres que no pudiese comprobar. Mi madrecita se había decepcionado tanto de saber que toda la estricta enseñanza católica que yo había tenido no sirvió de nada. En mi casa habían problemas muy serios por ese motivo, me castigaron, no me daba nada de dinero para los libros ni para comer hasta que le pidiera perdón a Dios por no creer nada. En mi casa era inconcebible que yo dudara si me habían inculcado el amor a Dios, pero cuando vos pensas de forma independiente, no podes creer todo lo que te dicen.  Mis estudios eran costeados gracias a mi beca completa que obtuve por mis notas del colegio y mi comida era gracias a mis amigas que siempre compartían conmigo, para comprar mis libros tuve mi primer empleo en un centro de copias y comencé a procesar texto de tareas universitarias, comencé a resolver los ejercicios de matemática de mis compañeros y a cobrar por ello, a preparar a la majada para un examen y de allí me compraba mis libros de textos. Mis amigas no me dejaron sola. Mi primer empleo también fue gracias a otra amiga.

Allí se ven los amigos: en tiempos de hambre, de enfermedad y de tristeza.

Entonces mi amiga Shelby se convirtió en un gran soporte ya que ella me aconsejaba y eran buenos consejos porque ella es una niña bien y todo lo que me decía eran cosas buenas, ella es una persona muy espiritual, es una mujer con una gran fe. Siempre se preocupó para que yo no hiciera estupideces y era tan solidaria que cuando yo tenía problemas y lloraba ella también se sentía triste igual que yo. En ese tiempo yo andaba con mi primer novio, Elmer, él me escribía papelitos y yo no podía esconderlos en mi casa porque me requizaban todo cuando yo tenía y mi amiga Shelby los guardaba en su casa para que yo no tuviera problemas. Ah las cosas de uno cuando es cipote!

Mi amiga es de las personas que me acepta tal como soy,  pese a mis defectos y mi falta de fe.

Los tiempos tristes cambiaron, vinieron los buenos y seguíamos siendo unidas. Luego volvieron los tiempos tristes y seguimos siendo unidas.

Los años han pasado y seguimos siendo familia, como hermanas. Hemos pasado grandes cosas, buenas y malas, hemos librado juntas varias batallas, siempre ha estado conmigo con un consejo oportuno, con su compañía y su apoyo incondicional.  Ella ha estado acompañándome en todos los momentos difíciles y en las grandes alegrías. Su padre y su madre son parte de mi familia al igual que ella, son personas increíblemente buenas e increíblemente cultas. Mi familia la quiere mucho, mi hermana, mis abuelos, mi madre, mi novio, todos apreciamos a Shelby.

No olvido cuando me vino a visitar en mi convalecencia después de la cirugía de riñón para mi hermana, ella no me abandonó, estuvo cerca para darme su apoyo.

Y este día, es el cumpleaños mi amiga Shelby y por eso escribo este post, porque me siento agradecida con la vida por haber conocido a una gran amiga.

Shelby es la persona con quien puedes contar en las buenas, en las malas y en las peores. Es buena, bella y muy inteligente. Con ella se puede hablar de todos los temas. Le gusta el teatro, la buena música, el buen cine, la poesía, las ciencias, sabe de todo!. Me siento orgullosa de ser su amiga. Es leal, empática, con una escala de valores morales muy especial, alegre, buena conversadora, buena para escuchar, responsable en todo lo que hace, muy pensadora.

Feliz cumpleaños querida Shelby, gracias por ser mi amiga. Que la vida te de todo lo bueno que mereces!



A mi amiga le gusta mucho Dalí.

:)



miércoles, 11 de julio de 2012

Vuelan en Paz

Este día hubo un accidente aéreo al final de la pista del Aeropuerto de Ilopango. Trágicamente fallecieron 3 pilotos, uno era el instructor y los otros jóvenes eran sus alumnos. Las causas serán determinadas por las autoridades competentes. Es consternante enterarme que son personas buenas que buscaban superarse, personas que más de alguna ocasión coincidimos en el cafetín de Sonia, que más de una vez saludé, hombres que dejan familia devastada, amigos que los llorarán, pilotos que volarán en su memoria.

Como paracaidista, tenemos una relación muy cercana con los pilotos, son ellos los que nos cumplen el deseo de subir muy alto que los riscos conocidos para poder saltar. Cada vez que salto, aterrizo y espero a que el piloto aterrice también para quedarme tranquila. El piloto es el mejor amigo de los paracaidistas, son los amigos del aire.
 
Siempre he pensado que ser piloto es muy honorable, es fundirte con el alma del avión, como el guerrero se funde con su espada. Mis respetos a los hombres que vuelan halcones de metal.

Los pilotos, grandes hombres que nunca abandonan su nave, aunque sepan que van directo al silencio. Son como los samurai, se quedaban al frente en la batalla y nunca retrocedían. 

Van en su vuelo hacia la eternidad.

José Miguel Avalos, Rodrigo Calles y José Martínez Urrutia. Vuelan en paz.

Honor a quien Honor Merece.

 :(

domingo, 8 de julio de 2012

Mamá Tina, mi bisabuela. 9 años de su partida.

Dice mi abuela Rosita, Ma Ozzy, que año con año, sus abuelos maternos, Natividad Portillo y Virginia Arita, armaban viaje desde la Hacienda Vieja hasta una casa que tenían en un lugar llamado La Torerona. Para mí sigue siendo un misterio dónde queda La Torerona, he buscado referencias y no las encuentro, al parecer es en terrenos de Honduras, cerca de El Berrinche --ahora Cantón de San Ignacio-- y también cerca de El Matazano.

Este viaje anual se realizaba porque en la época de noviembre ya no había pasto para el ganado y en las zonas más altas, la vegetación siempre estaba verde y fresca. Era una mudanza completa. Todos se iban con sus familias y su ganado, atravesaban Río Chiquito y durante el trayecto entre ocotes y pinos, debían pasar por un lugar llamado Los Vados, este lugar era una ruta donde debían cruzar 14 veces el mismo río. Sí, 14 veces, imagino que el río tenía trayectoria sinosoidal. Se iban por ese camino para pasar dándole agua a los animales durante la larga marcha hacia la montaña.

Cuando iban en el camino, se iban todos a caballo o en burros. Metían a todos los hijos dentro de enormes alforjas hechas de cuero y las ponían sobre los caballos, así llevaban a los muchachitos bien calientitos durante el viaje.
 
Cuentan que la última migración fue truncada de manera violenta. Dicen que era noviembre de 1926, la caravana iba en la ruta de Los Vados y exactamente en el vado siete, apareció sorpresivamente un viejo enemigo de la familia, José Lara, quien acribilló con sus balas a Natividad, quien también le respondió el fuego desde su caballo. Ambos se hirieron.

Entonces Natividad al ver tirado en el suelo a Lara pensó que lo había matado y salió huyendo para Ocotepeque, sólo alcanzó a decirle a su mujer que se regresara para la Hacienda Vieja con todo el ganado y con sus hijos, no se supo de él por un tiempo. Después, los familiares de Honduras le avisaron a Virginia que su marido había muerto de tétano. 

Después de la muerte de papá Natividad, Virginia se quedó sola con los ocho hijos. Tuvo temor a las represalias de José Lara, quien no había muerto durante el encuentro y se apuró a poner en venta las tierras de la Hacienda Vieja. Ella poco a poco se fue deshaciendo del ganado, pero nunca le faltaron cuatro vacas lecheras. Para ese momento, su hija Albertina tenía catorce años. 

Sucedió que el 8 de diciembre de 1926, Albertina y su madre iban en el camino hacia el pueblo de Citalá. Virginia iba cargando a su última hija, Genoveva, para bautizarla en la iglesia y en el trayecto se encontraron con unos jóvenes que venían a caballo en sentido contrario del camino. Albertina notó que uno de los muchachos se le quedó viendo de manera insistente. Ella atemorizada e incómoda le dijo a su madre que a saber qué le miraba tanto ese hombre. Virginia le respondió que eran los Ochoa, los hijos de Don Entimo. 

A los pocos días de esto, la casa de Virginia fue visitada por el mismo joven del caballo que miraba tanto a Albertina. Llegó a visitar a la madre, llevó dos caballos cargados con azúcar, harina, maíz, frijoles y dulce de panela. La visita era para pedir en matrimonio a la niña de 14 años. La madre recibió el regalo, en ese tiempo esa era señal de que sí aceptaba dar a su hija. A la niña ni le preguntaron si quería cruzar palabra con el muchacho. El muchacho se presentó como Guillermo Ochoa, de veinticinco años de edad.

A los días, volvió a llegar el muchacho con caballos cargados de cereales y acompañado de sus padres, Entimo Ochoa y Casimira Aguilar. Así fue como arreglaron la boda. Y al fin la madre le comunica a la niña que se iba a casar con ese muchacho. Esa noche Albertina no durmió llorando de la rabia, no quería casarse y el muchacho no le atraía. Para ese momento, ella no había visto su menarquía, sólo quería jugar con sus hermanos. 

Entonces, Virginia estaba precisa que se casara su hija, porque tenía miedo que a ella le pasara algo porque se quedaba sola mientras su madre trabajaba. Cuando esto sucedió, Virginia y sus hijos aún vivían en la Hacienda Vieja porque no habían encontrado comprador, había pasado casi dos meses de la muerte de Natividad. Como la niña no se quería casar, tuvo que soportar las crueles palizas que su mamá le daba para obligarla. Cada vez que el prometido llegaba de visita, Albertina corría a esconderse dentro de un horno de barro y allí llorando esperaba a que el hombre de ojos azules, se fuera.

Se casaron en Citalá el día 21 de enero de 1927. Virginia preparó 3 cerdos, prepararon pan dulce, chorizos y tamales, pasaron 3 días haciendo los chorizos. 

Cuando se casaron, fue que Virginia por fin vendió la Hacienda Vieja a su cuñado Jesús Portillo, vendió las reses y se fueron para la Torerona. Así fue como todos se fueron para la tan amada Torerona, incluyendo a los recién casados.

Contaba Albertina que en la noche de bodas, se acostumbraba regresar a la novia a casa de sus padres, pasados 8 días, podía reunirse con su esposo. Albertina aseguró que su esposo no la tocó sino que le dijo que la cuidaría como la niña que era hasta que tuviera la “edad suficiente”. Así pasaron los meses juntos hasta que Albertina decidió consumar su matrimonio. 

Quedó embarazada inmediatamente y lo perdió a causa de un golpe hecho por un novillo, al bebé que nació muerto le pusieron de nombre José Antonio. Luego, nació mi abuela Rosita y el resto de mis tíos abuelos. 

El bisabuelo Guillermo se sentía deprimido por haber desposado de esa forma a la niña, porque por más que él hacía para agradarla, a ella no se le olvidaba que la obligaron a casarse. Guillermo siempre la trató muy bien y la cuidaba, pero ella no le daba muestras de amor sino todo lo contrario. 

Pasaron décadas y más décadas, su hijos tuvieron hijos. Pasaron muchas cosas que un día contaré.

Desde que yo era muy pequeña conocí a mi bisabuela, ella era tortillera en la Terminal de Occidente. Me encantaba ir a visitarla. Periódicamente, mi abuela Rosita nos llevaba donde ella, viajábamos desde la Hacienda Los Lagartos para la capital, ese viaje era toda una aventura, era de las cosas más esperadas durante mi infancia. 

Por tradición familiar, todos sus nietos y bisnietos pasamos una temporada en casa de mamá Tina. Mi hermana y yo vivimos con ella durante un año, en 1993, cuando estábamos en primer año de bachillerato, era buena, amable y a veces se enojaba, pero nunca me trató mal. 

Ella siempre me platicaba todas sus vivencias mientras tomaba café en un tacita de plástico celeste. Una vez en 2001 mi bisabuela me contó parte de este relato, con aire desesperado como si estuviera reviviendo ese momento, “Yo no me quería casar, yo quería jugar. Me obligaron a golpes para irme con un hombre que yo no quería. Nunca tuve la edad suficiente para eso, aunque Guillermo me quiso más de la cuenta”. Para ese momento, ella tenía 89 años cuando aún se veía en su rostro el terror al recordar esa época de su vida. Al pasar los años, llegó a ser muy feliz con el bisabuelo Guillermo y llegó a amarlo.

Y este día, a nueve años de su muerte, recuerdo a mamá Tina, con aquella fortaleza y hasta siento el olor de sus ricas tortillas y de aquellos frijolitos que jamás volveré a probar.

Albertina Portillo Arita (16 de junio de 1912 - 8 de julio de 2003). Hace  un mes y  una semana se cumplieron 100 años que, a las dos de la tarde, nació entre la soledad de los ocotales.

Te extraño, niña de la montaña.


Mamá Tina y mi tío.

Mamá Tina, en 1986.



:(

jueves, 7 de junio de 2012

Memorias de mis abuelos: Ciclón del 34

Un día como hoy hace 78 años fue el desastroso Ciclón del 34, donde se perdieron muchas vidas en El Salvador. Dice mi abuelo que fue algo impresionante y mi abuela dice que ella vio cuando se derrumbaban las lomas con el ganado y caían al precipicio. El nombre que le pusieron a ese huracán que nació en el Caribe fue Huracán Trifinio. El nombre aparece en un estudio publicado en septiembre de 1987 que hizo un brillante ingeniero peruano llamado Julio Kuroiwa H., el nombre de la publicación es “Evaluación de Riesgos de Desastres Naturales en la Región del Trifinio. I, Documento Trifinio No 4".

Entró como tormenta tropical con vapores de agua, pero chocó contra las montañas frías del Trifinio, y los cambios de temperatura causaron que todo el ambiente comenzara a condenzarse vertiginosamente y la lluvia se hizo intensa, como cuando los dioses lloran.

Mis dos abuelos eran niños y ni se imaginaban que cuando adultos se conocerían. Este relato lo han contado cientos de veces durante mi niñez, pero hoy nos sentamos a tomar leche y la plática comenzó.

Este suceso ha sido conocido con diferentes nombres. Dependiendo de la zona, para algunos lugares de Sonsonate fue el Ciclón del 34, para otros el Temporalón y para otro grupo, la Lava del 34.

Mi abuela, Rosita Ochoa, tenía 6 años y vivía en San Ramón, allá por Citalá Chalatenango. Vivían en la casa de mamá Casimira y papá Entimo, sus abuelos (mis tatarabuelos). Ahorita estoy hablando con ella y me cuenta muchas cosas. Aquí transcribo su relato de ese 7 junio de 1934:

Relato de Mamá Rosita: 
"Miraba deslizarse por la lomas al ganado, se deslizaba con la tierra en aquellas derrumbazones. Yo estaba en la casa de mis abuelos, era bien grande, tenía balcones y yo estaba parada en una ventana. Y la ventana era grande, casi topaba al suelo y yo me paraba en la meseta del balcón, agarrada de los barrotes. La casa estaba en el plan y al frente quedaban las lomas y vi como allí se deslizaban las vacas, los toros, los carneros. Se miraba como que estaban comiendo agachaditos. La loma se aflojó y se deslizaban las tierras con ellos, no dejaba de llover,  y estaba bien helado todo. No se porque me acuerdo que sólo yo estaba parada frente a los barrotes del balcón, quizás mis hermanitos estaban acostados por el frío.

Como a los dos días dejó de llover, había mucho frío y mi madre nos hacía abrigos de ropita vieja, me ponían gorro para aguantar lo helado de esos días. La familia de mi mamá vivía en Ocotepeque.

Allá en la montaña hay un río que se llama el río Chiquito. Y ese río, cuando cae en propiedades de Honduras, ya se llama el Marchala. Y antes, allí habían unos grandes ocotales y el río pasaba en medio, entonces el huracán botó los árboles de un lado y del otro. Los palos hicieron una gran preza  de agua y lodo. Cuando esta preza de palos se rompió, agarró para abajo la gran correntada y se llevó todito el pueblo de Ocotepeque, esto fue en la noche. Y como se regó por todas partes, se llevó bastante ganado y luego salió con las casas y las personas, dicen que al Lempa fue a descargar, esas cosas las vieron en la madrugada las personas que viven en El Gualcho. Todo fue triste, allí en Ocotepeque murió mucha familia de mi madre. En Antigua Ocotepeque murieron nuestros parientes Pinto, los Arita y los Valdivieso, los más ancianos de la familia. 
Mi tía Joaquina tenía un hijo que se llamaba Alberto Villanueva Ochoa que vivía en la montaña por un lugar llamado La Cebadilla, es parte de El Salvador, allí el derrumbe arrastró la casa y murió con su mujer y sus niñitos. Nunca se recuperaron nuestros muertos. Todos quedaron bajo la barbaridad de lodo. Nadie, no hubo nadie para enterrar. Los que quedaron vivientes, se fueron para Sinuapa. El pueblo desapareció, sólo la iglesia quedó".

Me deja impresionada el relato de la abuela, me deja pensando en aquellos muertos que nunca se supo donde quedaron sus restos.

A muchos kilómetros de allí, mi abuelo Benedicto Magaña, con 14 años de edad, vivía en La Puerta, Armenia en Sonsonate. Cuenta muchas cosas, dice que hubieron pérdidas de cultivos pero vidas humanas en Sonsonate casi no, sólo dos en el valle donde vivía. Un año antes de esto, mi abuelito siendo un niño, había trabajado ya en el telégrafo de la estación de tren de La Puerta, él trabajó entre octubre de 1931 hasta marzo de 1933. Ya tenía más del año de no estar trabajando allí. Aquí transcribo el relato de mi abuelo de aquel 7 de junio de 1934.

Relato de Papá Benedicto:
"Yo me acuerdo que en la noche, cuando despertamos estaba lloviendo fuerte, entonces mi papá Pochón nos dijo a mamá Toña y a mi hermano - vámonos para arriba- porque habían dos albergues donde se acomodó la gente, uno donde las Valle y otro donde don Jerónimo García.

Mi papá salió con un quintal de maíz en la espalda  y dijo - llevense las cobijas y el maíz-, así es que nos fuimos, y pedimos posada donde las Valle, nos tocó acobijarnos en el corredor porque había más gente, nos acomodamos pero no dormimos. Y no dejaba de llover. El gran río creció más y por eso, toda la montaña que estaba enfrente del caserío se rompió. La correntada no llegó hasta donde estábamos, agarró por otro lado, por donde vive Andrés López.  Y toda la gente que todavía no había salido, tuvo que correr para la calle. Todo estaba inundado. Unas personas salieron por las lomas y se fueron para Armenia, causa de esta desgracia muchos se fueron a vivir a Armenia: los Rosales, los Urrutia, los Espinoza y otros más. No volvieron a la Puerta.

Al medio día del siguiente día, yo, con ganas de hacer mis necesidades, salí del refugio y me fui pun pun por toda la línea del tren para la casa. Entré, y voy viendo adentro de la casa un gran hoyo y vi que brotaba agua naciendo dentro de la casa. También se había caído un palo de bálsamo y un carao enorme. Uno de copinol se fue sobre la línea y la casa quedó en medio de los tres palos, hasta el laurel se fue sobre la línea. Viera que tremendo eso, para llegar a la casa había una gran corriente de agua, no me acuerdo si le dije a mi familia que me había ido a la casa, pero luego regresé al refugio.

De la estación del tren para abajo, el terraplén de la línea quedó  balanceándose. Los durmientes y los rieles. Todo ese desastre después lo rellenaron. El río Negro creció tanto que topó al puente de la línea del tren,  y lavó toda la tierra. Los durmientes también quedaron tambaleándose sin pegar en tierra. El puente de Arco, en los Lagartos, lo rompió la fuerza del río, subió demasiado el agua y cuando chocaron los árboles con él, rompieron los arcos del puente. Un arcó quedó cerca de las pilas de los Flamenco, por la poza. Y el otro arco fue arrastrado más abajo, primera y única vez que ese puente se ha quebrado. Mi tatita Rafay contaba que trabajó en la construcción de ese puente. Entonces, creo, que aun no se había acompañado con mi abuela. 

Nosotros volvimos a la casa como a los dos días y limpiamos todo el lodo. Murieron nuestros animales. Todos.

Teníamos milpa arriba por donde vivieron los Guerra, así en la parte alta y tres derrumbes dejaron sólo pedacitos de milpa destrozada.

Arriba, como en el kilómetro 43, había una casa al pie de una loma. Allí vivía un señor que se llamaba Abraham Lino, vivía con la esposa y una niña. El era hermano de la niña Dolores, la esposa de don Rafael Guevara. La noche de la desgracia, su esposa contaba que le dijo  -levantate Abraham-  y le respondió -no, no. Hay que seguir durmiendo. y siguió acostado. La mujer agarro la niña y se fue de la casa. Entonces, inmediatamente, se vino el derrumbe y se llevó la casa y a Abraham. Los restos fueron a quedar abajo de la loma y allí lo enterraron. A los 5 días también encontraron en ese lugar el cuerpo de una mujer que había sido arrastrada desde muy lejos. En la loma Buenavista, murió una familia completa, dicen que eran ocho, que el derrumbe se los llevó. 

El lugar había cambiado, nada se parecía, las lomas cambiaron su forma, el puente Ceniza y el Copapayo también se destruyeron. El tren tardó años en volver a pasar".

Mi abuelo dice que por esta tragedia, escribieron una canción, no se acuerda bien donde la escuchó y tampoco se acuerda del resto de las estrofas:

"El 7 de junio, muy patente lo tengo yo
aquel río de Marchala,
solo la iglesia dejó.

La ciudad de Ocotepquete doditita pereció
porque el río de Marchala
sólo la iglesia dejó".

También cuenta el abuelo, que mi tatarabuela Antonia, del susto causado por este desastre, le ofreció a la Vírgen María un rosario pidiendole que no les pasara ningún daño. Hasta prometió reventar una docena de cuetes en honor a la Vírgen. Como siempre, la tatarabuela se tardó demasiado en pagar el tal rezo, muchos años después cumplió la promesa de aquel rosario gracias a la insistencia de mi abuelo que le decía "cuando uno se compremete con algo así, debe cumplirlo rápido". Mamá Antonia se tardó 11 largos años en pagar ese rezo, hasta fines de 1945.

Para mí es un privilegio estar en estos precisos momentos conversando con mis abuelitos de estos hechos. La memoria de esta tragedia no debe ser olvidada.

Hoy,  78 años del Ciclón.

Mis abuelitos, esta noche de remembranzas :)





miércoles, 6 de junio de 2012

Feliz cumpleaños hermanita!

Hoy, Miriam, mi hermana querida, Mirita como yo le digo de cariño, está cumpliendo años! cada día que pasa después de su lucha incansable por sobrevivir de Insuficiencia Renal y el proceso de trasplante de riñón y todo el proceso de recuperación, es un ligro más! cumplir años es una victoria más para ella y para nosotros como familia. 

Me siento muy feliz de que Mirita esté terminando su carrera universitaria, que esté recuperada, que ya no esté en diálisis, que sonría, que viva cada día con alegría. Para mí es la felicidad más grande, siento como que si su cumpleaños fuera el mío también. 

Desde pequeñitas fuimos muy unidas, durante la adolescia fuimos amigas y cómplices, en la adultez somos extremadamente unidas, amigas, cómplices y hermanas leales. 

Desde el proceso de trasplante para verificar nuestra compatibilidad, nos pusimos muy positivas y luchamos contra viento y marea para lograr el convenio entre el MINSAL y el ISSS, al final de todo el camino para ser operadas nunca dudamos que lograríamos esa victoria por la vida de ella. Una vez me dijo una persona "no te has puesto a pensar qu vivirás menos con un sólo riñón?" y le respondí que no es cierto que afecte al donante, que es un mito, es ignorancia pensar así, pero que en el hipotético caso que eso fuese cierto, prefiero vivir 40 años con ella a vivir 80 sin su presencia. Yo por ella doy mi vida sin dudarlo porque es mi hermanita, es mi sangre, ella es buena, dulce, fuerte y se que si yo hubiese sido la que necesitara un riñón, ella habría hecho lo mismo por mí. 

Así que esta fiesta es de las dos! no habrá pastel porque no hay pisto, pero no importa, lo que importa es que estamos juntas y con las armas listas y el yoroi  lustrado para los siguientes combates que la vida nos pondrá en el camino!

FELIZ CUMPLEAÑOS HERMANITA!!! TE ADORO A MORIR.

Mirita, en sus prácticas, a un año de su trasplante de riñón.

Pilli, la mascota de mi hermana!

jueves, 31 de mayo de 2012

Así se debe contestar el teléfono en casa.

Claro, te llaman y te chingan por todo. Los bancos me marcan a horas que la ley prohibe que te cobren, domingo a las 7 am me marca el personal de HSBC. Menos mal que a esa hora yo hasta ya he servido el desayuno a mis abuelitos y estoy terminado mi cafecito, no me despiertan, pero en el caso que alguien esté bien dormido en domingo, eso sí que cae mal. 


Normalmente me siento muy preocupada por miles de cosas. Que la comida debe estar cocinada a la hora, que la limpieza de la casa, todo el oficio, mi trabajo en la oficina, los recibos que pagar, las deudas con los bancos, que no hay pisto. Son cosas que por ratos me desespera que no puedo solucionar pero hay personas que tiene problemas que sí son problemas. Recuerdo que hace año y medio, estos días eran terribles, mi hermana estaba en hemodialisis y yo ya no tenía dinero para pagarlas, el Hospital Rosales nos regalaba una y la otra debía rebuscarme para poder pagarla en una clinica privada que tambien nos hacía gran descuento, esos fueron tiempos terribles. Yo ni cama tenía, dormía en el sofá porque recientemente me había llevado a mis abuelos a vivir conmigo y como solo una cama tenía, en esa les correspondía dormir a los dos viejecitos lindos. 

Las cosas han mejorado en lo emocional porque ya la presión de la enfermedad de mi hermana ha terminado, ahora al menos duermo un poco más. Así que no debo preocuparme por deudas porque la situación podría estar peor que antes, ahora lo que me preocupa es el pago de la universidad de mi hermana, espero que este sea su último año y no toque que repita alguna práctica el proximo año porque significa que el sacrificio continúa. Ando algo frustrada por que no me queda tiempo de entrenar Ninjutsu ya que salgo corriendo de mi trabajo a la casa a hacer oficio ya que billete para pagar una muchacha que me ayude, no hay.

Estas experiencias me han servido para crecer y fortalecerme recuerdo que hace 7 años yo me podía ir de compras y seleccionar la ropa que me gustaba y me la compraba sin problemas, ahora, visto zapatos y ropa de segunda que me regalan mis colegas del trabajo, así es la vida, hay ocasiones en que se debe entender que hay que hacerle huevos a las experiencias, pero sinceramente, ya me siento cansada de taantas cosas que me han pasado, no se porqué mi vida ha sido demasiado intensa en todos los sentidos, deseo una etapa de calma y descanso, pero creo que solo la muerte será ese descanso, porque la vida es dinámica. A veces siento que me decaigo por cosas normales pero agarro ánimo cuando veo los ejemplos de personas que luchan frente a adversidades muy complicadas y salen adelante, esa gente me inspira a no ahuevarme por cosas normales, sólo que no niego que a veces me pongo decaída.

Alguien me dijo en el trabajo que yo solo cosas que a nadie le importan pongo en este blog, y si, es verdad, pero a mí sí me importan y me siento desahogada cuando lo escribo. Y como siempre he dicho, el que no me quiera leer, que no me lea.

Pues en el amor, estoy enamorada de mi Eduardo. Ya tenemos el año de andar de pololos. Yo lo amo,  él me ama y quiero una familia con él, quiero tener a sus hijos, ya es hora de hacer mi prole. También quiero que mis abuelitos logren conocer a sus bisnietos, ya están bien viejecitos y paso con temor todos los días que se me enfermen. Mi novio es una persona maravillosa y espero hacerlo feliz, porque él merece ser feliz, pero a veces siento que lo atribulo con todos mis problemas y eso me hace sentir triste.

Hay otra cosa que me abate, a mi edad, no tengo hijos y yo siempre quise tener y nunca anduve evitando. La vida es injusta porque le da hijos a mujeres que no quieren tenerlos y a mí que siempre he deseado tenerlos no he podido, hace casi 5 años murió en mi panza mi bebé que me había costado concebir, era mi hija en quien puse mi esperanza y empeño, pero murió, nunca vio la luz del sol ni la maldad humana. Ella hubiera tenido un mal padre, era un tipo de quien yo me había enamorado y que no merecía mi dedicación, pero así se aprende, a golpes. La muerte de mi niña fue una profunda tristeza que hasta el sol de hoy me sigue doliendo. 

Me dice una amiga que para qué quieres hijos si estoy mal económicamente, a lo que respondí que si espero a tener billete entonces no voy a ser mamá y es más fácil que me muera a que me encuentre estable. Además yo soy guerrera y como sea voy a rebuscarme para mantener a mis hijos cuando los tenga porque si he logrado sostener a mi grupo familiar cómo no voy a luchar por mis hijos y si  quiero criar a mis hijos en pareja, es decir tener mi familia completa, papa, mama, hijos. Así deseo que sea. Porque criarse sin padre es duro, cuando mi padre fue asesinado fue un golpe muy fuerte para nosotras, nos quedamos solas. Mi abuelo Benedicto, muy generoso y lleno de amor, asumió el mando como papá y nos crió, alimentó, orientó y cuidó, sin embargo, la silla de mi padre sigue esperando su regreso.

Yo no soy religiosa ni crédula, pero sí me quiero casar con Eduardo y quiero casarme en el aire, en  caída libre o al menos, llegar en paracaídas a mi boda. Cómo una pareja está compuesta de dos  personas voy a esperar qué más me depara la vida, una cosa es lo que yo quiera y otra es lo que la pareja quiera, la idea es llegar a un fin común. Porque el que se impone, la caga.

Quiero ser feliz lo más que pueda, merezco ser feliz. y por eso disfruto cada momentito  en que me siento feliz porque la felicidad no es una meta sino un camino donde vamos recogiendo felicidad como rosas a la orilla de la vereda, no es duradera pero es linda la felcidad, dura ratitos, pero hay. Creo que en la vida la serenidad es la que debe ser una constante, porque si uno está sereno, tiene paz y nada te puede hacer más feliz que la paz y el amor.

Hablando una cosa por otra, que cagadal con eso del nuevo precio de las tarjetas de circulación que nuestro gobierno quiere destinar para pagarle el seguro de daños a los buseros irresponsables, me niego a pagar las cagadas de otros, si un busero choca debe tener los huevos de ser responsable, cuando yo la riego yo asumo mi responsabilidad y no ando con que mire yo soy una blanca calandria.

Bueno, nos leemos otro día.