martes, 15 de mayo de 2012

Hoy mi amiga Mayra Paz (R.I.P.) habría cumplido 36 años.

Amiga, esta fecha me pone triste. Recuerdo tus cumpleaños cuando celebrábamos con un pastel, ahora no pude ir a buscarte al cementerio. Hoy estarías feliz y no habrías puesto velitas al pastel por no hacerte cargo de los 36 mayos en tu espalda. Habrías puesto una sola vela, una sola luz, tal como tú eras para nosotros tus amigos, una luz. 

Desde que te fuiste aquel terrible enero, la vida no fue igual. Nada volvió a la normalidad, nada. 

Siempre pienso qué dirías de las cosas que me pasan, qué me dirías para hacerme reir cuando ando triste, cuando me imagino esas cosas, me sonrío porque se que serías ocurrente como antes.

Todavía tengo tu número de celular guardado en mi agenda, es como si esperase a que respondas un día la llamada y dijeras algo gracioso. 

Amiga, de mi corazón, vos sabes que te quise como a mi hermana. Espero que el día que muera, al menos verte desde lo lejos. 

Hoy hablé con Liss, el koibito y Liam, todos estamos igual, hechos leña.

Un abrazo entre la distancia, la bruma y la muerte. FELIZ CUMPLEAÑOS, wherever you are.
Mayra, en su cumpleaños, 2007.