domingo, 29 de julio de 2012

Shelby, mi amiga.

Hoy cumple años una amiga muy especial, es alguien a quien considero como una hermana más. Nos conocimos en la Universidad cuando cursábamos segundo ciclo, en 1996. Ella estudiaba Licenciatura en Idiomas y yo Ingeniería en Sistemas. 

El edificio de la U tenía cinco niveles. Idiomas estaba en el primero y segundo. Ingeniería estaba en el cuarto y quinto. Pero el tercero era para laboratorios de materias comunes y también allí estaban los lab de inglés. Entonces yo llevaba una materia común, Psicología General, por eso iba al tercero. Un día estaba yo esperando el cambio de clase en el tercero cuando vi  una cipota casi en la misma postura despreocupada que yo tenía, ambas viendo hacia las escaleras, distraidas viendo tanta gente subir y bajar. Vi que tenía un solo arete que simulaba una pantera engarzada en casi toda su oreja y eso me llamó la atención por mi afición a los felinos y le dije "hey que chivo tu arete" y ella se sonrió y me dije "muchas gracias". Yo quería preguntarle que dónde lo había comprado pero me dio cierta pena porque se iba a notar que quería tener un arete como el de ella. 

Pasaron los días y estando con una amiga, Roxana,  en eso me dice mi amiga "hey es la Shelby, vení te la voy a presentar!". Nos presentó Rox y de inmediato comenzamos a platicar y le recordé el episodio de su arete en forma de pantera y de pronto la charla se hizo tan amena que hasta estábamos hablando de Van Gogh, de Rembrandt y de cosas de cultura general, allí me di cuenta que era una persona muy ilustrada. Desde allí nos hicimos grandes amigas inseparables. La amistad llegó a tener una gran empatía y lealtad.

Por ese tiempo mi vida era extraña, venía de sobrevivir a una enfermedad  y había quedado muy delgada a causa del tratamiento, mi madre y yo no nos llevábamos bien en esos días confusos debido a las cosas de la adolescencia donde le había revelado que yo era considerablemente  incrédula de la divinidad y que pensaba que las religiones separaban a las personas, que tenía dudas del origen del universo, de la vida, de la existencia de seres que no pudiese comprobar. Mi madrecita se había decepcionado tanto de saber que toda la estricta enseñanza católica que yo había tenido no sirvió de nada. En mi casa habían problemas muy serios por ese motivo, me castigaron, no me daba nada de dinero para los libros ni para comer hasta que le pidiera perdón a Dios por no creer nada. En mi casa era inconcebible que yo dudara si me habían inculcado el amor a Dios, pero cuando vos pensas de forma independiente, no podes creer todo lo que te dicen.  Mis estudios eran costeados gracias a mi beca completa que obtuve por mis notas del colegio y mi comida era gracias a mis amigas que siempre compartían conmigo, para comprar mis libros tuve mi primer empleo en un centro de copias y comencé a procesar texto de tareas universitarias, comencé a resolver los ejercicios de matemática de mis compañeros y a cobrar por ello, a preparar a la majada para un examen y de allí me compraba mis libros de textos. Mis amigas no me dejaron sola. Mi primer empleo también fue gracias a otra amiga.

Allí se ven los amigos: en tiempos de hambre, de enfermedad y de tristeza.

Entonces mi amiga Shelby se convirtió en un gran soporte ya que ella me aconsejaba y eran buenos consejos porque ella es una niña bien y todo lo que me decía eran cosas buenas, ella es una persona muy espiritual, es una mujer con una gran fe. Siempre se preocupó para que yo no hiciera estupideces y era tan solidaria que cuando yo tenía problemas y lloraba ella también se sentía triste igual que yo. En ese tiempo yo andaba con mi primer novio, Elmer, él me escribía papelitos y yo no podía esconderlos en mi casa porque me requizaban todo cuando yo tenía y mi amiga Shelby los guardaba en su casa para que yo no tuviera problemas. Ah las cosas de uno cuando es cipote!

Mi amiga es de las personas que me acepta tal como soy,  pese a mis defectos y mi falta de fe.

Los tiempos tristes cambiaron, vinieron los buenos y seguíamos siendo unidas. Luego volvieron los tiempos tristes y seguimos siendo unidas.

Los años han pasado y seguimos siendo familia, como hermanas. Hemos pasado grandes cosas, buenas y malas, hemos librado juntas varias batallas, siempre ha estado conmigo con un consejo oportuno, con su compañía y su apoyo incondicional.  Ella ha estado acompañándome en todos los momentos difíciles y en las grandes alegrías. Su padre y su madre son parte de mi familia al igual que ella, son personas increíblemente buenas e increíblemente cultas. Mi familia la quiere mucho, mi hermana, mis abuelos, mi madre, mi novio, todos apreciamos a Shelby.

No olvido cuando me vino a visitar en mi convalecencia después de la cirugía de riñón para mi hermana, ella no me abandonó, estuvo cerca para darme su apoyo.

Y este día, es el cumpleaños mi amiga Shelby y por eso escribo este post, porque me siento agradecida con la vida por haber conocido a una gran amiga.

Shelby es la persona con quien puedes contar en las buenas, en las malas y en las peores. Es buena, bella y muy inteligente. Con ella se puede hablar de todos los temas. Le gusta el teatro, la buena música, el buen cine, la poesía, las ciencias, sabe de todo!. Me siento orgullosa de ser su amiga. Es leal, empática, con una escala de valores morales muy especial, alegre, buena conversadora, buena para escuchar, responsable en todo lo que hace, muy pensadora.

Feliz cumpleaños querida Shelby, gracias por ser mi amiga. Que la vida te de todo lo bueno que mereces!



A mi amiga le gusta mucho Dalí.

:)