lunes, 21 de junio de 2010

Semana de Enfermos

Bueno, la semana pasada fue patética, me incapacitaron el resto de la semana, pasé con fiebres y dolor de huesos pero no pude descansar porque a mi pobre hermana le dio una crisis y a media noche la fui a traer a su casa y la llevé al hospital, estuvo en la Máxima Urgencia, ese cuarto helado al que muchos entran y pocos salen.


Cuando yo estaba en la sala de espera de la Emergencia, no sabía qué era lo que me hacía sudar y temblar tanto, creo que era el miedo de que mi sister no resistiera la crisis mezclado con la gran fiebre que yo tenía. Mi hermana estaba rodeada de médicos y aislada, apenas me dejaban ver por la rendija, le pusieron una infinidad de cables, tubos y aparatos que solo los médicos saben para qué putas son. Mientras todo eso ocurría, yo sentía que ya no aguantaba más por el dolor de huesos por la fiebre, yo estaba temblando de frío y sudaba como loca. Allí amanecimos el viernes.


Bien dicen que los problemas nunca llegan solos, según yo iba a poder descansar mis días de incapacidad pero no pudo ser así. Después llegó mi madre a relevarme y me fui al otro hospital a visitar a mi abuela, después me fui a cocinarle a mi abuelo porque el viejito no puede hacerlo ya a sus 91 años. Después otra vez a ver a mi abuela y otra vez a ver a mi hermana. Estabilizaron a mi hermana y con eso ya pude dormir unas horas, la noche del viernes me quedé cuidando al abuelo porque no puede estar solo mientras mi pobre mamá se quedó a dormir en el Rosales cuidando a mi hermana, pobrecita mi mamá, yo no se de dónde putas saca tanta fuerza. Mi mamá ha andado también para arriba y para abajo haciendo oficio, cuidando a mi hermana, turnándose conmigo, total, que las dos hemos estado muy activas.


La buena noticia es que dicen que ahora darán de alta a mi abuela, yo estoy que no me aguanto para estar con ella.


Mi pasión mundialista quedó en último plano y no vi partidos ni nada, ya no tenía ánimos de ver nada.


Estoy triste por la muerte de Saramago, un intelectual como pocos en este mundo, con un pensamiento irreverente muy objetivo, y por supuesto, un excelente escritor. Estoy indignada con el Vaticano porque por un pelo casi celebran por la muerte de Saramago, si no me cree busque la noticia en internet. Opino ¿Que era comunista? Si, lo era. Que Saramago era ateo? Si, también. ¿Y qué tiene de malo pensar distinto al resto del mundo?


Bueno, quiero tomarme un par de cervezas, pero estoy tomando medicamentos fuertes, así que, ni mierda. A socarla.


Un chiste gráfico.

Con tanto desvergue quise pedirle ayuda a Batman, y que tal el hijo de puta, miren con la señal que me respondió, y todo por que el muy cabrón estaba viendo los partidos del mundial jaja


3 comentarios:

Erika Ch. Salinas dijo...

no cabe duda que tenés el espiritu de una tigre!
me encanta tu humor Rumana estas en mi lista de idolas! :)

lo mejor para tu familia
un abrazo

Ángel dijo...

comadre, en serio te voy a enviar un collar de ajos para aquello de espantar la mala suerte. Pero se que tienes esa garra que siempre te saca adelante, deseando que pronto mejores. Un abrazo comadre con mucho cariño. Cuidate.

juan dijo...

eres una gran luchadora, ya verás que pronto todos os ponéis buenos por fin..

mucho ánimo Ingrid!

PD.- genial la foto de Batman, te la copio