domingo, 8 de abril de 2012

César Mávila, feliz viaje al Valhalla :(

Me siento muy triste. Ayer me enteré que un gran amigo peruano, a quien conocí por medio de hi5 hace muchos años, dejó este mundo hace casi dos meses.  Me siento triste porque no supe qué estaba pasando y todo por no conectarme seguido al facebook, ayer lo supe y se me rompió el alma.

Cesar Mavila mi amigo, ya está en el Valhalla, reagrupandose, en los cielos azules, los cielos después de la muerte. 

Nunca lo vi en persona, nos escribíamos desde hacía muchos años, nos hicimos grandes amigos, conversábamos siempre y mi familia llegó a quererlo como parte de nosotros por que era un buen amigo, era sabio, leal, alegre, gran hombre. Cesar, Cariños hasta donde estés.

No es necesario ver fisicamente a una persona para llegar a tenerle tanto cariño. César me apoyó mucho cuando mi hija murió en mi vientre en el 2007, me dió ánimos cuando ya no podía más con mi luto. César apoyó mucho a mi hermana en su odisea para el trasplante de riñón, era amigo de mi novio, siempre estaba pendiente de mis cosas, siempre me prestaba atención, siempre hablábamos cosas cotidianas y muy de familia y desde que lo conocí nunca hubo algo que no se lo contara a él para saber su valiosa opinión. Siempre me preguntaba cómo estaban mis abuelos y mi mamá. Con mi novio siempre hablábamos del día en que iríamos a Perú a conocer a César, planificábamos cómo nos ibamos a ir para llegar hasta allá.

Hoy me siento de luto por su partida, para mí es como que lo hubiera conocido desde siempre, como si me hubiera visto crecer. El próximo 17 de abril habría sido su cumpleaños, lastimosamente no podrá leer mi saludo. Tampoco pudo leer mi saludo de día de la amistad que pegué en su muro, yo sin saberlo, él ya tenía 4 días de haber partido, como no me respondió y no había ninguna noticia ni nada en su muro, yo no sabía las razones de su silencio, comencé a enviarle varios mensajes y ya no tuve respuesta. Pasé pensando todo el resto del mes en eso, luego marzo, luego esta semana y nada de respuestas, así que ayer que entré a FB fui directo a ver su muro y me encontré con la terrible noticia, mi amigo había partido. Me duele mucho no haber estado allí para apoyarlo aunque fuese con el pensamiento.

Su viaje fue rápido, sin avisos, sin despedidas. Rápido, como cuando saltas de un avión con el paracaídas a la espalda.

César era paracaídista, una vez, a finales de los años 70 en Perú, él y sus compañeros de salto hicieron 50 saltos en un solo día, también le gustaba volar ultralijeros, le encantaba el mar y sobre todo amaba su familia y sus amigos. César estaba feliz con su nietecito, amaba al niño, lo adoraba. César era muy sabio, alegre, respetuoso, buen amigo, muy sincero, gran hombre.

Cesar, Con un hondo pesar abrazo tu espíritu en nombre de toda mi familia, mi novio y amigos. Cielos azules hermano, un día nos encontraremos en el aire, en el Valhalla, en la casa de los guerreros. Te quiero mucho y con lágrimas en mis ojos te abrazo, gran amigo.

César Mávila, volando en un ultralijero.
César saltando, Perú, 1972.
See you soon, brother!
Blue Skies!!!