lunes, 4 de octubre de 2010

Riñones: Misión postergada =(


Bueno, parece que ya se está haciendo costumbre que nos cancelen la cirugía de Trasplante de Riñón para mi hermana. Otra vez la cancelaron porque le mi hermana continúa con un problema en el páncreas, creen que puede ser que un conducto esté obstruído y tengan que dilatarlo.

Para ello es necesario hacerle un examen que no cubre el ISSS porque mi hermana está en un programa de trasplante gracias a un convenio entre el MSPAS y el ISSS y ese tal examen no lo cubren los términos del convenio. Ahora pregunté a algunos lugares donde lo hacen y el examen se llama RCP y en Gastroclínica vale $731.00 y yo no tengo ni para comprarme un par de cricos pa el carro. Vaya mierda!

Así que ya veré de qué forma me rebusco con ese pisto para hacer ese examen, si no, nunca van a saber qué tiene mi hermana en el páncreas y por tanto no van a reprogramar la operación.

Para variar, mi mamá dice que yo tengo la culpa que no le hagan la operación a mi hermana, dice que yo soy el ave de mal aguero, que dios por castigarme a mí está deteniendo la operación. Bueno, ya tengo que acostumbrarme que a mí me culpan de todo lo que sucede en mi familia.

A veces me hacen sentir como que yo tuviera la culpa de todas las desgracias.

Me pregunto ¿qué clase de hija de puta habré sido en la vida anterior para que en esta vida mi sacrificio no sea valorado por mi madre? ¿qué clase de cerota habré sido para que todo lo que yo haga tenga como respuesta "es tu obligación"?

Para mi mamá yo tengo la culpa de todo, si hablo se enoja, si no hablo también. Y lo peor es que me duele lo que me dice. Desearía que no me afectaran sus palabras tan duras pero no puedo dejar de sentirme mal.

Hoy me siento muy triste, incomprendida y desvalorizada por mamá. Desearía que ella no manipulara a mi hermana, desearía que mi hermana pensara por sí misma y no permitiera que las ideas ajenas vivan en su corazón. Yo las quiero mucho pero no puedo dejarles pasar las malcriadesas en contra de mis abuelitos.

El sábado hice un salto bajito a 7,000 después de 8 meses en tierra. Estuvo súper cool, volví a volar y a ser libre de toda atadura humana aunque sea por unos cuantos segundos. Me felicitaron mis superiores porque dicen que mi salida del avión se vió muy bonita! jujujú

Hice el salto por mi hermana, para que mi descarga de energía le diera buena vibra, pero creo que a ella no le gustó mucho porque sabía que posiblemente era mi último salto con dos riñones.

Yo no me voy a dar por vencida. Aún estoy de pié y aunque estuviera de rodillas yo tengo las ganas suficientes para pararme. Y se que puedo imprimirle a mi hermana las mismas ganas de luchar porque los tigres no pierden guerras, los guerreros no retroceden nunca!


1 comentario:

Erika Ch. Salinas dijo...

lamento lo de la operación de tu hermana... han esperado mucho pero ya ves que aun falta...

sos una tigre Rumanita así que ánimo y de frente sabes que no siempre es como uno lo desea así que como dicen por ahí hay que proceder ¨como lucifer que nunca reza¨