martes, 26 de octubre de 2010

Lo que de uno es, siempre regresa.

El domingo, muy cerca de las 13:00 horas llegué donde mi mamá. Me sorprendió de que mi hermana estaba sentada con sus ojitos expresivos y me miró con pinta de complicidad luego esperó a que mi mamá se fuera para el cuarto. Y pensé "jum, aquí algo pasa!".

Nos quedamos solitas en la cocina y de pronto abrió su bolsón de Winie Pooh y con mirada sospechosa vió de reojo para ver si mi mamá estaba cerca y me dijo - "mirá, te tengo una sorpresa. ¿Te acordas de tu cuaderno de poemas que se te perdió?" y yo con la trompa abierta y los ojos saltones le dije "PUUUUUTA! sí! esa onda tengo un vergo de no verla" y me dijo con sonrisa de satisfacción "pues aquí está. Lo encontré en las cosas secretas de mi mamá" y me lo dió.

YO NO PODÍA CREERLO!!! después de 16 años de creer perdido mi cuaderno, era una realidad que estaba entre mis manos.

Inmediatamente la abracé y me emocioné al ver que el cuadernito viejo que tenía mis primeros poemas escritos entre 1990 y 1994 NO ESTABA PERDIDO, sólo habían cambiado de dueña! la primera página está fecha 21 de febrero de 1990; han pasado ya 20 largos años desde que comencé a sentir ese deseo de escribir. Mi primer texto era hacia las flores y la luna.

No entiendo cómo llegó mi cuadrernito a esa famosa caja secreta de mamá. Pueda que ella me lo decomizó.

Recuerdo que yo solía utilizar un código para poder escribir sin que nadie me comprendiera, creo que allí comenzó mi interés por la encriptación de data.

Mi código surgió por la necesidad de no ser descubierta con mis poemas "en la masa" jaja porque mi familia me registraba todo lo que yo escribía y todas mis cosas, no había un tan solo lugar secreto sin que fuera invadido por las constantes requizas del alto mando de la casa.

Entonces, en un viejo diccionario propiedad del abuelo, habían distintos alfabetos al principio de cada letra, a mí me encantó el fenicio y lo adapté para mis propios intereses. Yo etaba cachorra y ni siquiera podía hacer exactos los símbolos, pero allí estaba yo tratando de adaptarlos a mi conveniencia.

cuando comencé a leer mis primeros poemas, me emocioné al comprender muy fluido el código que yo misma adapté casi 20 años atrás.

Imagino que mi mamá lo decomizó porque no entendió lo que allí decía y debe de haber pensado que algo malo pasaba y quizo descifrarlo y se le olvidó donde lo guardó.

Así que mi mamá no sabe que mi hermana me dió el cuaderno. Noté muy nerviosa a mi hermana porque estaba rogandome que mi mamá no sepa que ella lo sacó de sus cosas. Así que le guardaré el secretito.

Así que gracias a mi amada hermana recuperé algo que me pertenece: mis primeras letras. Ella me devolvió muchos recuerdos!!! espero poder devolverle el favor algún día.

y bueno pues, pasando a lo más importante:

LA FECHA DE LA OPERACIÓN DE TRASPLANTE DE RIÑON AUN ESTA PENDIENTE, PERO YA ESTAMOS CERCA!!!!