miércoles, 21 de julio de 2010

Si la vida te da la espalda...

Ahora, mi hermana y yo, ya recargamos baterías y estamos animadas de que el trasplante será reprogramado y ella estará mejor de salud. No nos vamos a dar por vencidas. Así que, este día me dispongo a reírme de toda pendejada que me pase.

Hablando de pendejadas, ayer me pasó una gigante, como ustedes saben, ayer yo estaba triste porque no se realizó el trasplante y por andar pensativa, triste y distraída con el entorno me pasó algo híper muerto del chiste:

Me "parquié" sobre la acera porque no quería pagar $2 de parqueo, cuando me bajé le puse mal el freno de mano al carro y olvidé dejarlo en velocidad.


Comencé a caminar sobre la acera cuando escuché un ruidito que venía tras de mí, cuando volví a ver, venía mi carro moviéndose muy despacio en la bajadita! "Ay juepuuuuuuuuuuuuuta mi carro" grité!


Y me puse a tratar de detenerlo haciendo presión en una esquina del carro, me ensucié con el lodo mi pantalón y los zapatos porque tuve que hacer ángulo con mi cuerpo en una esquina del carro para que el "carro mierda" se pudiera detener, tuve suerte que iba despacio jaja cuando lo logré detener me grite con un gran fervor "peeeeeeendeja" pero la gente que estaba observando quizás pensaba que yo con alguien estaba discutiendo pero cuando vieron que entré al asiento del conductor y retrocedí, toda la gente se soltó en una gran carcajada. jajaja todavía me estoy riendo de mis estupideces jaja.


Todavía no se cómo putas lo pude detener sin salir lastimada porque ahora que lo pienso si esa onda hubiera ido más rápido no me hubiera atrevido a tratar de detenerlo, también tuve suerte porque no me deslicé en el pedacito de acera que tenía lodo, puta mano, tengo una suerte que a la gran puta.


Ni modo, si la vida te da la espalda, tocale una nalga!


Definitivamente en mi carro, habita algún fantasma.

Bueno, en el siguiente post continuaré con la serie de Las 7 Serpientes Venenosas de El Salvador y esta vez hablaré del Tamagás Negro.

Saludos.

=)

2 comentarios:

Ángel dijo...

Ja, ja, visualizo la escena y no puedo dejar de reir, pensando en que sola te andas pendejeando y la gente riendo de ti, ay comadre, con que no te manden al psiquiatrico, todo esta bien.

:D Un abrazo. Saludos.

EL CUTY dijo...

Ese fue un simple empuñetamiento juvenil o también dirían que fue una operación ñetaspo.

Saludos Ingrid.