viernes, 22 de febrero de 2013

Reportaje en Revista Blur acerca de mis huesos

Este día, la revista Blur de La Prensa Gráfica publicó un artículo donde habla algunas cosas de su servilleta. Describe algunos aspectos de mi vida y está enfocado mi desempeño en el deporte del paracaidismo en la modalidad de Caída Libre. También habla de mi fascinación por las ciencias exactas y la poesía. No menciona mi lugar de trabajo pero sí la carrera que saqué en la U, ingeniería.

Me ha gustado mucho la redacción ya que habla acerca de mis orígenes en la zona rural del país, habla de mi querido cantón Hacienda Los Lagartos en San Julián, Departamento de Sonsonate. Siempre me he sentido orgullosa de mis orígenes de la campiña salvadoreña.Extraño mucho mi terruño querido porque siempre corrí por esos caminos, saltaba a la poza del río, jugaba a hacer equilibrio sobre los rieles del Puente de Arco, jugaba a hacer expediciones a reinos lejanos cada vez que subíamos hasta Huascalio. Eran tiempos hermosos y me gusta mucho que cuando sale un publicación mencionen el lugar al que con mucho orgullo pertenezco. Vengo del monte, amigos! y traigo esa tierra en las venas. 

También mencionan lo de la donación del riñón para mi hermana, como siempre lo he dicho, fue la misión más importante de mi vida. En este reportaje no mencionan a mi familia y eso me pone tristita pero el hecho que aparezca la mención de mi cantoncito, es como si hablaran de toda mi gente. 

La publicación fue muy clara, habla de mi trabajo como atleta entrenada netamente en El Salvador, yo no he ido a ningún otro lado a recibir adiestramiento y lo que hago me fue enseñado aquí y por instructores salvadoreños, Mario Terezón y Mauricio Luna. Mis saltos han sido aquí en El Salvador, bajo el SOMBRERO AZUL. Tengo unos cuantos saltos hechos en Guatemala pero para mí lo que cuenta es mi trabajo en el pais.

Fama, fama "la gloria vana, el oropel vacuo".


Publicación Blur feb 2013

Viva la Federación Salvadoreña de Paracaidismo! Gracias a los instructores que con sus conocimientos me llevaron al aire! Sin ellos nada de esto podría ser cierto.