viernes, 8 de enero de 2010

"Masada no volverá a caer"

Masada.
Siempre he admirado la valentía del pueblo de Masada, a mi gusto es uno de los episodios más fascinantes de la historia. Masada es una fortaleza situada en la cumbre de una meseta montañosa ubicada en el desierto de Judea, ese es el escenario de una historia muy cautivadora. Escribir este post es muy especial para mí, ya que esta historia representa coraje y yo siempre he sentido respeto por este hecho histórico.

Masada, una fortaleza que se escondía entre los dedos de su dios Yaveh y la arena del desierto de Judea, fue el lugar donde se refugiaron los miembros de la secta judía de los zelotes luego de haber sido expulsados y perseguidos por la rebelión que iniciaron en contra de la ocupación romana durante el siglo I d.C. Masada, un lugar donde cerca de mil hombres, mujeres y niños, asediados por el Imperio Romano, eligieron matarse unos a otros antes de caer en manos de sus enemigos. Una muestra de coraje porque no cualquiera tiene el valor de hacerlo.

Leamos un poco acerca de la historia de este lugar y de la gente que estuvo allí.

Construcción de Masada:

Según el historiador Flavio Josefo la fortaleza fue originalmente fundada por el sumo sacerdote Jonathán, (no era el mismo Jonathan hermano de los Macabeos) y fue hecha con el fin de ser un refugio apartado y muy discreto. Pero según el historiador Plinio, la construcción de Masada comenzó cuando el rey Herodes I “El Grande” (Según un documental del History Chanel él fue el mayor constructor en esa región, mandó a hacer muchos edificios, puentes, fortalezas, etc.) la mandó construir durante el primer siglo antes de Cristo. Lo cierto es que él la reforzó pero no fué él quien comenzó su construcción original.

En Tiempos de Herodes:

Herodes se refugió allí en los últimos años de su construcción, para mantenerse seguro de sus enemigos (la invasión Parta en el año 40 a.C.) y así poder esconder a su madre, su prometida y a su hermana, esta invasión por parte de los Partos ocurrió durante la ocupación de Pompeyo en Judea, entonces Herodes solicita ayuda a Roma y tras triunfar sobre la invasión parta logra ser Gobernador de Judea, esto se gana el odio del pueblo por romanizar la tierra y eliminar a algunas minorías. Es hasta este momento que Herodes se da cuenta de la importancia de Masada y le manda a construir un muro en el perímetro de la meseta convirtiendo a la fortaleza en impenetrable.

Cuando en el año 4 d.C. murió Herodes, la fortaleza de Masada fue capturada por los romanos y utilizada por éstos hasta que en el año 66 d.C empezaría su camino hacia su triste final.

La Sublevación de los Zelotes para liberar Judea de la ocupación Romana:

En el año 66 d.C. se levanta la primera sublevación en Judea por parte de un grupo de personas que no querían a los romanos en su tierra, eran varias minorías entre las más destacadas estaban los zelotes y los sicarios (de aquí el orígen de la palabra).

Según un relato del Talmud, los sicarios y los zelotes impidieron el suministro de alimentos de la ciudad para forzar a la gente a luchar contra el sitio romano en vez de negociar la paz. Sus líderes, incluyendo Menahem ben Jair "El Galileo", Eleazar ben Jair, y Bar Giora, eran figuras importantes en la guerra, y la gota que derramó el vaso con todo el conflicto judeo - romano fue que los Sicarios liderados por "El Galileo" asaltaron y aniquilaron a una guarnición romana, la respetable Legio III Gallica que estaba acuartelada a las orillas del Éufrates, eso fue lo último que aguantaron los romanos y emprendieron el ataque contra los rebeldes tanto Sicarios como Zelotes. Eleazar ben Jair, líder de los zelotes finalmente logró escapar al ataque romano.

Eleazar, junto a un pequeño grupo de seguidores y familiares, se abrió camino hasta la fortaleza abandonada de Masada, donde siguió con la resistencia contra los romanos hasta 73. Otros historiadores dicen que fue "El Galileo" el que los llevó hasta Masada y que se instalaron como colonos y que vivieron en paz durante algunos años. Eran alrededor de 960 rebeldes los que se refugiaron en Masada.

La corta vida tranquila se les termina cuando en en el año 72 d.C., el gobernador romano de Judea Lucio Flavio Silva , hastiado por los problemas que suponía la existencia de una Masada aún rebelde, marchó hacia la fortaleza junto con una legión romana, la Legio X Fretensis, y preparó el asedio de la misma. Dispuso la creación de ocho campamentos que rodearan la fortaleza, que albergaran un total de 15.000 efectivos, entre legionarios, auxiliares, seguidores y prisioneros judíos esclavizados. Se instalaron en la falda del monte y montaron su campamento.

Silva estudió durante meses la manera de atacar Masada, soportando un calor excesivo e incluso llegando a tener bajas muy importantes entre sus hombres a causa de la meteorología del cercano Desierto de Judea- y la falta de agua potable por las escasas lluvias.

Durante la primavera del año 74 d.C. cansados de reyertas, de no encontrar un momento propicio para atacar, montaron un “ariete”, maquinaria militar que consistía en una viga muy pesada y reforzada que podría ser de hierro en la mayoría de los casos o de bronce; en uno de los extremos siempre había la cabeza de un carnero del mismo material de la viga, por lo que la hacia una potente maquinaria de derribo de murallas; muy conocida desde siglos en la milicia romana.

La tarde del 2 de mayo, Silva se aburrió de las embestidas del ariete que no lograba derribar nada y envió a un grupo de hombres armados con antorchas para incendiar la muralla interior, que comenzó a arder rápidamente a lo largo de la estructura. No obstante, comenzó a soplar un fuerte viento desde el norte y de cara al ejército romano, que amenazó la maquinaria de asedio hasta que cambió de sentido y avivó las llamas, lo cual fue interpretado como un buen augurio.

Entonces Silva ordenó montar una fuerte guardia que custodiara la muralla incendiada, para así evitar que los judíos escaparan por la noche a través de la brecha, ya que su intención era lanzar el asalto definitivo al día siguiente.

Dentro de Masada, los Zelotes fueron conscientes de que el asalto final del ejército romano llegaría con el nuevo día, que todo estaba perdido y los zelotes sabían muy bien que les esperaban la tortura, la muerte, la violación de sus mujeres y la esclavitud.

Según el relato de Josefo, el líder de los Zelotes, Eleazar ben Ya'ir, reunió esa noche a sus hombres en el palacio occidental, pronunciando un discurso donde propuso que “las manos propias serían más piadosas que las del enemigo” y de esa manera darse muerte ellos mismos para evitar ser hechos prisioneros y vendidos como esclavos.

Y Eleazar los instó diciendo “conservar nuestra libertad como un ejemplar monumento funerario”, según el testimonio recogido por Josefo. “Primero destruyan nuestro dinero y la fortaleza por medio del fuego..., no conservemos nada, salvo las provisiones, pues ellas darán testimonio de que no fuimos vencidos por falta de cosas necesarias, sino que, de acuerdo con nuestra resolución, hemos preferido la muerte antes que la esclavitud.”

Los maridos abrazaron con ternura a sus esposas, “les dieron los besos de despedida más largos a sus hijos” y no hubo uno sólo de estos hombres que sintiera escrúpulos de cumplir su parte en esta temible ejecución, y cada uno mató a sus parientes más queridos”.

Entonces escogieron a diez hombres por sorteo para que mataran al resto, y entre ellos fue sorteado uno más que terminaría de matar a los últimos, “y aquel que quedó último miró a todos por si acaso alguno de los sacrificados necesitara ayuda”, y antes de suicidarse prendió fuego a la fortaleza, excepto a los depósitos de víveres, para así demostrar a sus enemigos que actuaban por resolución, no por desesperación y, con la gran fuerza de su mano se traspasó completamente con la espada y cayó muerto junto a su propia familia. Era el decimoquinto día de Nisán, el primer día de Pésaj.

La mañana del 3 de mayo los legionarios romanos colocaron pasarelas sobre la muralla incendiada e irrumpieron en la fortaleza, preparados para combatir a los Zelotes, sin embargo toparon con un silencio sepulcral y la visión del fuego y de los cuerpos sin vida de sus enemigos. Únicamente hallaron con vida a una anciana y una mujer, pariente de Eleazar, que se habían refugiado junto a sus hijos en una de las galerías subterráneas que conducía a las cisternas, siendo quienes relataron las últimas palabras que el líder sicario pronunció a sus hombres.

Los romanos se sintieron consternados e incluso conmovidos cuando vieron la resolución de los Zelotes, entonces los romanos perdonaron la vida a los supervivientes, escribiendo Josefo sobre este episodio:
“Cuando allí se toparon con el montón de muertos, no se alegraron, como suele ocurrir con los enemigos, sino que se llenaron de admiración por la valentía de su resolución y por el firme menosprecio de la muerte que tanta gente había demostrado con sus obras”.

Y desde entonces Masada es un símbolo para el pueblo de Israel, un símbolo al heroísmo, una reivindicación a las mujeres y hombres que prefieren morir antes que perder el honor y la libertad. Un suceso que merece respeto.

Nabucco en Masada.

Para mediados de este año, los días 3,4 y 5 de Junio, algunos privilegiados podrán disfrutar de Nabucco, la ópera de Verdi en la cima de Masada, si en Masada!!!. Este evento único en la historia de Israel se llevará a cabo con motivo de los 25 años de la ópera israelí. Si estás interesado en el viaje podes consultar aqui. Dejo la foto de la promoción de la Opera Nabucco en Masada para su disfrute.

Hace un par de meses me sentí ignorante cuando una persona muy especial me preguntó si había escuchado Va, Pensiero y yo de bruta le dije que no, después cuando la escuché me dió rabia porque era la misma aria que yo había leído mucho antes que el pueblo chileno cantó en el Estadio Nacional tras la caída de Pinochet en 1990, todos los días se aprende. en Junio esta aria será interpretada en Masada como símbolo de la libertad del pueblo de Israel.

Juramento del Ejército Israelí:
Desde la instauración del Estado de Israel, Masada ha sido el lugar de juramento de lealtad para el ejército israelita en donde proclaman su grito de lealtad hacia el estado: “Masada no volverá a caer”.

Les recomiendo que si no quieren leer, vean este video, muy bueno.
Aquí un video del History:

2 comentarios:

Blogotepeque dijo...

Hola amigo(a) bloguero(a)
Blogotepeque se complace en anunciarte que en Enero se desarrollará la 4ta edición del concurso Iron Blogger ( http://www.blogotepeque.com/2009/05/iron-blogger-presentacion-y-reglas.html) .
Otra buena nueva es que tu blog está siendo revisado por el Comité Ejecutivo de Blogotepeque y se convierte en candidato de alcanzar uno de los Premios BlogÓscar.
Para mayor información visita el sitio Blogotepeque http://www.blogotepeque.com

Rumana, the LadyTiger dijo...

wow! que vergón!