jueves, 12 de enero de 2012

Tres años de la partida de mi gran amiga Mayra Paz

El tiempo pasa rápido, pero cuando se trata de la ausencia de un ser querido parece una eternidad. Hace 3 años que mi gran amiga Mayra se fue a la presencia de los espiritus más altos. La vida no es igual sin ella, su amistad, su buen humor y sus buenos consejos. Aun no me resigno a su muerte. Me afectó mucho su partida, ella era como una hermana para mí y una vez me salvó la vida, si no hubiera presentido que algo me pasaba yo no estaría aquí.


El tiempo castiga, pero la ausencia de los seres queridos, mata.

Amiga, estes donde estés le mando un enorme abrazo a tu espíritu. Me duele, me duele, me duele, amiga del alma.

Mi amiga Mayra, la Peri.
Ella era mi amiga y lo sigue siendo desde donde esté.