domingo, 15 de mayo de 2011

Hoy hubiera cumplido 35 años mi amiga Mayra Paz (R.I.P.)

"Quiero escarbar la tierra con los dientes,
quiero apartar la tierra parte a parte
a dentelladas secas y calientes.
Quiero minar la tierra hasta encontrarte
y besarte la noble calavera
y desamordazarte y regresarte".
Fragmento de Elegía, Miguel Hernández, España.
__________________________________




Y por supuesto, te canto con mi voz de sapo.

Para mi amiga Peri Pink:

♫♪♫♪ Sapo verde tu yu
Sapo veeeeerde tu yu
Sapo verde Mayrita
sapo verde tu yu
♪♫♪♪


Han pasado ya tres de tus cumpleaños sin tu querida presencia, amiga. Ahora habría sido tu cumpleaños 35 y me duele no poderte abrazar y celebrarlo.

Espero verte pronto y contarte todas las cosas que han pasado en este tiempo. Tu sabes que estoy de duelo desde que te fuiste amiga del alma. Ya la vida no es lo mismo sin vos.

Envío al universo un abrazo eterno para que llegue hasta tu espíritu, Feliz Cumpleaños gran amiga.

Quien era mi amiga?:
Mayra Paz, mi amiga, mi hermana, mi leal compañera en tiempos difíciles, en tiempos de batalla, en mis tiempos de luto y de dolor. La única que tenía la capacidad de sonreír cuando la vida le daba la espalda, la que guardaba secretos,
la que escuchaba, la que apoyaba,
la bromista que me hacía reír cuando lloraba,
la que me hacía llorar de tanto reír,
la que me hacía un atol cuando me enfermaba,
la que me decía: “Amiga no estás sola, aquí estoy yo”,
la intelectual que siempre sabía lo que otros preguntaban,
la maestra que enseñaba inglés,
la morenaza que le gustaba a todos los alumnos,
la soprano que cantaba al estilo de la Callas,
la “ Peri” que creció alabando a su Señor en una iglesia,
la leal, la solidaria, la franca,
la sensible que escribía poesía,
la hija que tanto veneró a su madre y tanto adoró a su padre.
La glamorosa, la fuerte,
la princesa que amaba el color rosa fucsia,
la guerrera que nunca se dio por vencida,
la mujer, la Súper-Mujer,
la que siempre sabía qué hacer y lo demostró en el último momento cuando vio que chocaría de frente en su carro contra un camión y decidió mover el timón hacia la derecha para ser sólo ella quien recibiera el golpe y así salvar a su madre, su hermana y su sobrino que viajaban con ella. Valiente hasta para recibir la muerte, segura de lo que estaba haciendo hasta el final.
Y así se fue mi Mayra,
vistiendo una armadura de flores pink,
con laureles en su frente, laureles de metal.



1 comentario:

questiongirl dijo...

¡Ánimo Ingrid! Oración por aquellos que han dado un paso más en la historia de la vida, que también es la historia de la muerte.
::Abrazo::