sábado, 26 de noviembre de 2016

No soy la misma de hace 10 años

Recuerdo mi forma de pensar en 2006, me alegro mucho no pensar igual, cada momento la estructura de pensamiento se va moldeando de acuerdo a las nuevas experiencias. Hace 10 años tenía otras cosas metidas en la cabeza, ahora hasta me siento mal conmigo por haber pensado así, qué bueno que nunca es tarde para cambiar de formas de pensar.

para este post he tomado como referencia los últimos diez años. Me cambió la vida la muerte de mi bebé cuando estaba en mi panza en 2007, traer a mis abuelitos a vivir conmigo y ser responsable de cuidarlos como a dos bebés desde 2010 a la fecha, la enfermedad renal de mi hermana en su peor etapa desde 2008 hasta el día de su trasplante en 2011 y ahora compartimos un riñón cada una, el accidente que tuve con un paracaídas en 2013 que me dejó con muchos desafíos físicos que poco a poco voy superando, la enfermedad de mi abuelito que casi lo pierdo en 2014, mi abrumador colapso financiero en 2015 del que no me he podido levantar a poco más de un año que mi actual pesadilla comenzó. Estos son los hechos más importantes que ahora me hacen pensar de una forma muy distinta a cómo pensaba en 2006, claro, han pasado otras cosas que sí influyen, sin embargo, los sucesos más intensos hasta el momento son estos. 

Para algunas personas cambié para bien, para otras no, pero sus razones para decir eso son superficiales y se nota que no tienen idea de cómo pienso, dicen que he descuidado demasiado mi apariencia física, eso no me importa desde hace mucho. Lo único que me importa es proveer a mi familia con alimentación, medicinas, etc. 

Cuando leo cosas que yo misma he escrito en este blog o en mis poemas, me causa impresión cuánto he cambiado, hasta me desconozco en algunas cosas que he dicho jaja. 

Todos cambiamos y no somos los mismos en muchos aspectos de cómo fuimos hace años. 

En unos años espero haber cambiado más, espero que mis cambios sean positivos.

Y sí, "Cambia, todo cambia". Letra de Julio Nunhauser, interpretada por Mercedes Sosa.
Aquí dejo el link de Youtube de un canal donde pueden disfrutar esta hermosa canción.

https://youtu.be/98XkPHcmCv0




:)

domingo, 6 de noviembre de 2016

Cumpleaños 97 de mi abuelito

Este día es el cumpleaños 97 de mi abuelito Benedicto! Nos sentimos agradecidos porque está con nosotros y podemos disfrutar de su amor, sabiduría y grandes enseñanzas. Agradezco profundamente abrazarlo a diario y decirle cuánto lo adoro!

Agradezco tanto tener a mis viejitos lindos. Compartir cada momento y amarlos. Ando sentimental por tantas cosas que han pasado los últimos días, hoy me siento agradecida por estos 97 años de vida de mi abuelito que me dio la crianza y con esfuerzo nos sacó adelante cuando quedamos huérfanas de papá, nos acogió en su casa y siempre hubo amor, tortillas y estudio para nosotras. Ay! voy a llorar!

¡Qué vengan más años, papá! 6 de nov de 2016.

viernes, 4 de noviembre de 2016

Descanse en paz tía Narda

Tía Narda emprendió su viaje a la eternidad. Lamentamos no poder estar físicamente cerca de nuestra familia en un momento tan duro. Ella, hermana amada de mi abuela Rosita, siempre estará presente en nuestro corazón y nuestra historia. 

Tía Narda, 1930 - 2016
Era dos años menor que mi abuelita, las únicas mujeres entre varios hermanos. Fue una mujer emprendedora, ocurrente, divertida y muy independiente. Tengo recuerdos bonitos de ella, de la historia que me contaban de su fantástico viaje por tierra hasta USA, de su regreso a nuestra patria, de cuando mi hermana y yo éramos niñas y tía nos mandó tres vestidos nuevos con mi abuela, de su lucha por salir adelante, del año que viví con mi bisabuela y tía Narda vivía enfrente, de las veces que jocosamente se rehusaba a reconocer que mi memoria era muy buena por pensar que era imposible que yo recordara sucesos que pasaron cuando yo era muy pequeña, de su risa y su sonrisa, de sus visitas al cantón donde crecimos, de los dulces y frutas que nos mandaba, de sus ojos hermosos y su cabello café. Gracias tía por todo lo compartido. 

Hay días muy tristes en la vida y hoy es así, demasiado triste que hasta las palabras se agotan, se hace un nudo en el lugar donde duele la ausencia. Hasta siempre tía querida.