jueves, 31 de mayo de 2012

Así se debe contestar el teléfono en casa.

Claro, te llaman y te chingan por todo. Los bancos me marcan a horas que la ley prohibe que te cobren, domingo a las 7 am me marca el personal de HSBC. Menos mal que a esa hora yo hasta ya he servido el desayuno a mis abuelitos y estoy terminado mi cafecito, no me despiertan, pero en el caso que alguien esté bien dormido en domingo, eso sí que cae mal. 


Normalmente me siento muy preocupada por miles de cosas. Que la comida debe estar cocinada a la hora, que la limpieza de la casa, todo el oficio, mi trabajo en la oficina, los recibos que pagar, las deudas con los bancos, que no hay pisto. Son cosas que por ratos me desespera que no puedo solucionar pero hay personas que tiene problemas que sí son problemas. Recuerdo que hace año y medio, estos días eran terribles, mi hermana estaba en hemodialisis y yo ya no tenía dinero para pagarlas, el Hospital Rosales nos regalaba una y la otra debía rebuscarme para poder pagarla en una clinica privada que tambien nos hacía gran descuento, esos fueron tiempos terribles. Yo ni cama tenía, dormía en el sofá porque recientemente me había llevado a mis abuelos a vivir conmigo y como solo una cama tenía, en esa les correspondía dormir a los dos viejecitos lindos. 

Las cosas han mejorado en lo emocional porque ya la presión de la enfermedad de mi hermana ha terminado, ahora al menos duermo un poco más. Así que no debo preocuparme por deudas porque la situación podría estar peor que antes, ahora lo que me preocupa es el pago de la universidad de mi hermana, espero que este sea su último año y no toque que repita alguna práctica el proximo año porque significa que el sacrificio continúa. Ando algo frustrada por que no me queda tiempo de entrenar Ninjutsu ya que salgo corriendo de mi trabajo a la casa a hacer oficio ya que billete para pagar una muchacha que me ayude, no hay.

Estas experiencias me han servido para crecer y fortalecerme recuerdo que hace 7 años yo me podía ir de compras y seleccionar la ropa que me gustaba y me la compraba sin problemas, ahora, visto zapatos y ropa de segunda que me regalan mis colegas del trabajo, así es la vida, hay ocasiones en que se debe entender que hay que hacerle huevos a las experiencias, pero sinceramente, ya me siento cansada de taantas cosas que me han pasado, no se porqué mi vida ha sido demasiado intensa en todos los sentidos, deseo una etapa de calma y descanso, pero creo que solo la muerte será ese descanso, porque la vida es dinámica. A veces siento que me decaigo por cosas normales pero agarro ánimo cuando veo los ejemplos de personas que luchan frente a adversidades muy complicadas y salen adelante, esa gente me inspira a no ahuevarme por cosas normales, sólo que no niego que a veces me pongo decaída.

Alguien me dijo en el trabajo que yo solo cosas que a nadie le importan pongo en este blog, y si, es verdad, pero a mí sí me importan y me siento desahogada cuando lo escribo. Y como siempre he dicho, el que no me quiera leer, que no me lea.

Pues en el amor, estoy enamorada de mi Eduardo. Ya tenemos el año de andar de pololos. Yo lo amo,  él me ama y quiero una familia con él, quiero tener a sus hijos, ya es hora de hacer mi prole. También quiero que mis abuelitos logren conocer a sus bisnietos, ya están bien viejecitos y paso con temor todos los días que se me enfermen. Mi novio es una persona maravillosa y espero hacerlo feliz, porque él merece ser feliz, pero a veces siento que lo atribulo con todos mis problemas y eso me hace sentir triste.

Hay otra cosa que me abate, a mi edad, no tengo hijos y yo siempre quise tener y nunca anduve evitando. La vida es injusta porque le da hijos a mujeres que no quieren tenerlos y a mí que siempre he deseado tenerlos no he podido, hace casi 5 años murió en mi panza mi bebé que me había costado concebir, era mi hija en quien puse mi esperanza y empeño, pero murió, nunca vio la luz del sol ni la maldad humana. Ella hubiera tenido un mal padre, era un tipo de quien yo me había enamorado y que no merecía mi dedicación, pero así se aprende, a golpes. La muerte de mi niña fue una profunda tristeza que hasta el sol de hoy me sigue doliendo. 

Me dice una amiga que para qué quieres hijos si estoy mal económicamente, a lo que respondí que si espero a tener billete entonces no voy a ser mamá y es más fácil que me muera a que me encuentre estable. Además yo soy guerrera y como sea voy a rebuscarme para mantener a mis hijos cuando los tenga porque si he logrado sostener a mi grupo familiar cómo no voy a luchar por mis hijos y si  quiero criar a mis hijos en pareja, es decir tener mi familia completa, papa, mama, hijos. Así deseo que sea. Porque criarse sin padre es duro, cuando mi padre fue asesinado fue un golpe muy fuerte para nosotras, nos quedamos solas. Mi abuelo Benedicto, muy generoso y lleno de amor, asumió el mando como papá y nos crió, alimentó, orientó y cuidó, sin embargo, la silla de mi padre sigue esperando su regreso.

Yo no soy religiosa ni crédula, pero sí me quiero casar con Eduardo y quiero casarme en el aire, en  caída libre o al menos, llegar en paracaídas a mi boda. Cómo una pareja está compuesta de dos  personas voy a esperar qué más me depara la vida, una cosa es lo que yo quiera y otra es lo que la pareja quiera, la idea es llegar a un fin común. Porque el que se impone, la caga.

Quiero ser feliz lo más que pueda, merezco ser feliz. y por eso disfruto cada momentito  en que me siento feliz porque la felicidad no es una meta sino un camino donde vamos recogiendo felicidad como rosas a la orilla de la vereda, no es duradera pero es linda la felcidad, dura ratitos, pero hay. Creo que en la vida la serenidad es la que debe ser una constante, porque si uno está sereno, tiene paz y nada te puede hacer más feliz que la paz y el amor.

Hablando una cosa por otra, que cagadal con eso del nuevo precio de las tarjetas de circulación que nuestro gobierno quiere destinar para pagarle el seguro de daños a los buseros irresponsables, me niego a pagar las cagadas de otros, si un busero choca debe tener los huevos de ser responsable, cuando yo la riego yo asumo mi responsabilidad y no ando con que mire yo soy una blanca calandria.

Bueno, nos leemos otro día.

jueves, 24 de mayo de 2012

Pan Felino cumple un año

Hace un año comencé mi venta de pan dulce todos los días jueves en la oficina. En vista que mi salario no me alcanza con tantas responsabilidades familiares, deudas adquiridas por motivos de fuerza mayor, inicié la venta de ricas semitas mieludas pachas y altas, marquezotes, porosas, tortas de yema y pan menudo. 

El año pasado por estos días acababa de presentarme a la oficina después de mi recuperación del trasplante de riñón para mi hermana, a un mes de la operación aún me dolían las cicatrices como para levantar bolsas pesadas pero el hambre y la mala situación económica me llevaron de la mano a subir y bajar gradas, a cargar mis bolsas de rico pan por todos los niveles del edificio. 

Todo comenzó porque una compañera y amiga, Lidia, siempre ha vendido pan en la oficina desde hace 30 años y le dije "Lidia, no tengo pisto, deme chance de vender pan" y me dijo que sí, así comenzó la historia de Pan Felino. El nombre viene de mi gusto por los felinos y mi arraigada costumbre de decir "miau" a cada rato. Digo miau en diferentes entonanciones y cada una significa un sentimiento distinto, tengo "un miau de tristeza", otro de "gracias", otro de "qué bonito", otro de "mírame aqui estoy", otro de "me vale verga" y así un sin fin de significados. Así que le puse Pan Felino a mi ventesita de pan. 

El Panadero le vende a Lidia, ella me lo vende a mí, y yo lo termino de vender, se gana poco pero es peor estar sin hacer nada, yo no me cruzo de brazos. El horario de venta es a la hora del almuerzo, a veces no como por andar en esto pero cada sacrificio en la vida tiene su recompensa.

Mi jefe a veces se molesta y en varias ocasiones me ha regañado por que ando vendiendo pero lo gracioso que también es cliente de Pan Felino.

Al principio la algunos me hacían burla por mi carrera universitaria y que andaba vendiendo pan, pero esos obstáculos a mi me valieron riata porque la gente solo habla mierda por hablar y no saben cómo diablos  pasa uno. APasaron los días y los que jodían se aburrieron de criticar y los que siempre han sido mis amigos comenzaron a comprar el pan, poco a poco fuí incluyendo variedad.

No hago muchos encargos porque me es imposible trasladar tanto pan por todos los pisos del edificio, así que de poquito en poquito voy avanzando. 

Gracias a todos mis amigos y colegas por preferir pan felino y colaborar con la causa. La causa es que estoy en bancarrota y gracias a esta venta puedo comprar quesito para mis abuelos y las verduras del mercado. Gracias, sin sus compras, pan felino no habría llegado a un año de estar acompañando su cafecito!

Me siento orgullosa de vender Pan Felino!

Lidia y yo este día, un año de Pan Felino!

martes, 22 de mayo de 2012

Pericles, un periquito buena onda.

Hace ya un año que se murió mi  perico Pericles. Era un hermoso animalito de plumaje verde, muy sufrido porque cuando tierno lo tenían en cautiverio, lo rescaté de la calle. 
Llegó en 2006 y se murió en el 2011. 

Cuando yo estaba en la recuperación de la operación de trasplante de riñón para mi hermana el perico tuvo que separarse de nosotras. Durante esos días, ni ella ni yo podíamos estar cerca de ningun animal para evitar infecciones debido a lo delicado de la intervención quirúrgica, entonces mi madre se llevó a Pilli, el gallo mascota de mi hermana y a Periclres, ambos viajaron fuera de la capital hasta el cantón donde crecimos, allí estuvieron unos días. 

Pericles se había mudado a la capital en mayo del 2010 cuando mi abuelita se quebró su cadera, ese día que a ella la trajeron para internarla de emergencia en la capital, el perico también viajó porque allá solito se lo podían comer las sabandijas nocturnas de la campiña.

Entonces se lo había secuestrado una vecina llamada Juana, una vieja un poco loca que toda la vida le ha gustado quedarse con animales ajenos, entrar sin pedir permiso, faltarle el respeto a toda la majada, robarse la leña y esas pendejadas de gente mal educada. 

La cosa fue que mi madre llegó al cantón para darle de comer a los animales cuando se enteró que el perico no estaba, la vieja esta que vive como a unos cien metros de la casa tenía al perico en su poder, dentro de una jaula sucia y fea, mi madre se enteró de esto gracias a los  vecinos que le contaron todo el chisme.

Mi mamá se dirigió a la casa de ella a pedirle que le regresara nuestro perico, pero que creen, la vieja le dijo "si, aquí está el perico, son doce dólares si se lo quiere llevar".

Que tal la vieja puta esta, pagar por el perico que siempre ha sido nuestro, que no jodiera.

Lo peor de todo es que mi mamá siempre es muy enojada con nosotras y en muchas ocasiones reacciona terrible, pero está vez, inexplicablemente se sacó la plata y se la dió a la vieja. sigo sin creer que mi mamacita se dejó timar.

El pobre animal no volvió a ser el mismo. Se fue poniendo triste, enfermo y pechito. A los 15 día, inexplicablemente murió en su ronconcito de siempre, allí se quedó helado con sus plumitas cubirendo sus penas. Porqu ningún animalito es feliz fuera de la naturaleza y por mucho que uno los ame, no es lo mismo.

Mi madre me ocultó que el perico había fallecido, casi a las 3 semanas me lo tuvo que decir, me sentí triste porque ese animalito era muy importante para mí. 

Por eso días, recibí una llamada de la USA, era un amigo de infancia que me estaba preguntando que tal la operación, platicando estabamos cuando le conté que Pericles se murió y me contó que en esos días él andaba de visita en el país que casualmente habia llegado frente a nuestra casa vieja del cantón y que ese día había visto a la vieja pendeja esta, entrando a nuestro terreno por un agujero del cerco y llevando una jaula. Luego dice que al rato la vio salir con mi perico dentro de la jaula.  

La vieja esta, es la misma comadre de mis abuelos que el otro día comenté que había usurpado parte del solar de la casa de mis abuelos y hasta cerco había hecho moviendo el lindero a su favor. Ahora ya pasó un año que Pericles se fue. Y siempre voy a recordar lo contenta que me puse cuando descubrí que él era un especímen de Aratinga Finschi. 

Mi perico tenía un nombre largo, se llamaba Pericles Maximus Décimo Meridio, Comandante de las Legiones del Norte! si, como el gladiador, se llamaba así porque cuando el gallo Pilli quería copular con él, lo golpeaba fuerte y le ganaba la moral jaja. Ya nunca más volveré a tener otro perico. De eso estoy segura.

Tanto que le dije a mi madre que no se lo llevara para el cantón, pero no me escuchó, ni modo, ahora está descansando, ya se convirtió en abono para la madre tierra. sus plumitas me han quedado de recuerdo, cada vez que se espulgaba dejaba unas cuantas tiradas por doquier. Aquí las tengo, adornando el rincón de los recuerdos.

Aquí un post donde contaba de Pericles. clic 

Pericles en mi rodilla.

martes, 15 de mayo de 2012

Hoy mi amiga Mayra Paz (R.I.P.) habría cumplido 36 años.

Amiga, esta fecha me pone triste. Recuerdo tus cumpleaños cuando celebrábamos con un pastel, ahora no pude ir a buscarte al cementerio. Hoy estarías feliz y no habrías puesto velitas al pastel por no hacerte cargo de los 36 mayos en tu espalda. Habrías puesto una sola vela, una sola luz, tal como tú eras para nosotros tus amigos, una luz. 

Desde que te fuiste aquel terrible enero, la vida no fue igual. Nada volvió a la normalidad, nada. 

Siempre pienso qué dirías de las cosas que me pasan, qué me dirías para hacerme reir cuando ando triste, cuando me imagino esas cosas, me sonrío porque se que serías ocurrente como antes.

Todavía tengo tu número de celular guardado en mi agenda, es como si esperase a que respondas un día la llamada y dijeras algo gracioso. 

Amiga, de mi corazón, vos sabes que te quise como a mi hermana. Espero que el día que muera, al menos verte desde lo lejos. 

Hoy hablé con Liss, el koibito y Liam, todos estamos igual, hechos leña.

Un abrazo entre la distancia, la bruma y la muerte. FELIZ CUMPLEAÑOS, wherever you are.
Mayra, en su cumpleaños, 2007.