viernes, 15 de enero de 2010

Un mal día en la vida de una tigrita.

Hay días en los que todo se complica, el jueves 14 fui con Eliezer y el pelón a ver la tumba de la Mayra, porque era el aniversario de su sepelio. Me sentí muy triste, me sentí impotente al leer su nombre en esa lápida tan fría. Pero cuando íbamos para el cementerio todo se complicó. A la altura del Estadio Mágico González había un retén de la Policía, lo extraño es que era el grupo especial Interceptores (los del símbolo de la abejita) y no la policía de tránsito, me hicieron bajarme, abrir el baúl, mostrar todas las herramientas, conos, llanta de repuesto, mica, etc. etc. Me pusieron una multa de $34 y fichas por no andar el cinturón de seguridad, luego hacen la pregunta mágica: ¿porta arma? ¡A la puta! Para no cansarlos, al final de cuentas los Interceptores terminaron bajando de mi carro a Eliezer y al pelón, y los revisaron como que eran ladrones. Mis amigos se morían de la rabia mientras yo me moría de la risa. Fue súper cómico ver como los revisaban, y yo le dije al policía: “Y a mí no me va a revisar?”, y bien encabronado se me quedó viendo con cara de “¡cállese!”. Me merecía dos multas porque mi copiloto tampoco andaba cinturón, pero gracias a mi licencia de paracaidista me pusieron sólo una- ¡una de las ventajas!

Cuando estábamos en el “cateo”, Eliezer y yo nos acordamos que hacía exactamente un año atrás nos había pasado algo parecido durante la vela de Mayra. Eliezer había rentado un carro para venir de su pueblo, entonces un amigo de él se lo pidió prestado y el buena gente de Eliezer se lo prestó,. No apareció el fulano con el carro hasta dos horas después pero por teléfono, diciéndole que la Policía quería quitarle el carro porque lo detuvieron borracho, sin licencia y sin tarjeta de circulación, para variar le había explotado una llanta. Todos nos salimos a media vela para ir a ayudarle a Eliezer a recuperar el auto rentado. Después de una discusión con los policías comencé a negociar con ellos hasta el punto que los dejaron ir sin ninguna multa. Al final de la charla hasta fumando estábamos con los policarpios. Nos tocó ir a buscar una llanta usada para ponerle al carro. Fue una noche estresada.

Lo gracioso del caso es que siempre que Eliezer y yo andamos juntos y vamos a ver a la Mayra al cementerio, o cuando andamos haciendo algo por ella, siempre nos pasan cosas así. De hecho el año pasado, a los dos días de su funeral, yo iba para la casa de sus papás, tuve un semi accidente de tránsito: se quebró la tijera de la llanta derecha y salió rodando por todo el Tutunichapa e iba manejando en quinta y me quedé con 3 llantas!!! Continué arrastrándome a gran velocidad en la bajada de los juzgados de San Salvador y como pude logré detener el vehículo a pura compresión y freno de mano, y al fin logré parar el carro enfrente de la Universidad Politécnica (¡en la boca del redondel!!!). Todo el tráfico se había puesto en alerta por mi culpa. ¡Putaaa!, fue un buen trecho el que baje con tres llantas y dejando pedazos de carro tirados por toda la calle. ¿Será acaso una bromita de nuestra amiga?

El cuento no termina aquí, el jueves cuando nos despedimos de ella (en su tumba), nos fuimos para mi vehículo. Ya era algo tarde, y quise abrir y me voy dando cuenta que NO cargaba la puta llave, cosa que nunca me había pasado, ¡que se quedó adentro del carro! ¡Que pendeja soy! Jamás en la vida me había pasado eso, y ya tengo un vergo de años de conducir. ¡No era posible que haya sido tan bruta! La cosa que tuve que llamar a los de la aseguradora para que me llevaran un cerrajero. Llegó al buen rato de esperarlo y lo abrió en menos de 5 minutos. ¡Y ahora ya aprendí cómo se hace!

Durante el tiempo de espera del cerrajero, Eliezer, el pelón y yo estuvimos sentados en las piedras del cementerio analizando eventos y cosas, y nos acordamos que hace más de dos años Eliezer le pidió prestado el carro a la Mayra donde el gracioso se puso borracho y se fue a dejar un amigo de él a su casa. Por ir bolo no vio una moto y le pegó. El pobre tipo de la moto se dio unos buenos raspones por la caída. Llegó la Policía, esposaron a Eliezer y lo tiraron al suelo como si fuese garrobo. Viene Eliezer y me llama para que yo le fuera a “disque” ayudar porque el carro se lo llevaban detenido también. Mayra no sabía lo que Eliezer había hecho con su carro. Estaban a punto de detener la circulación del vehículo y llevárselo al temido Changallo que, además de ser un polígono de tiro muy relajado, es el cementerio de carros de San Salvador donde la policarpia tira los vehículos y cualquier maje le roba las llantas, stereo, etc. Era una noche de domingo. Yo aún estaba embarazada (digo aún porque un par de meses después mi bebé murió en vientre), y andaba enferma de migraña. Pero como mi amigo necesitaba apoyo, me levanté de mis dulces sueños y me fui para el lugar de los hechos. Voy encontrando amarrado y verguiado al pobre Eliezer. Los policías lo habían lastimado y hasta la ropa le rompieron. La Mayra estaba allí, había llegado 5 minutos antes que yo y con toda la razón del mundo ella estaba histérica por lo que Eliezer había causado por andar borracho y sin papeles, ahora su auto se iba al cementerio de carros Changallo. ¡A la puta!, dije. Pero no, los policías inexplicablemente dejaron ir el vehículo y la Mayra se retiró del lugar bien molesta con Eliezer. Yo no podía abandonar a mi amigo allí, porque se lo llevaban detenido por conducción temeraria y le tocaban 72 horas preso. Bueno, era su primera vez en el bote y quizás por eso estaba tan nervioso. Como lo iban a detener tenía que ir alguien a su casa para sacar sus documentos, ropa y otras cosas para su fantabulosa estadía en el tambo. Me tocó ir sola a las 0300, embarazada y desarmada y lo peor que él se acababa de mudar allí y yo no conocía. Fui, llevé lo que necesitaba y me volví para la delegación de la policarpia a dejarle todo. Luego dejando a mi amigo tras las rejas, me fui a dormir. Y a la Mayra también le dio migraña después de todo el relajo.

Entonces, haciendo un análisis kármico (jaja), Eliezer pagó lo que le hizo a la Mayra porque lo que a él le ocurrió el día de la vela era muy parecido a lo que él le había hecho a ella. Ambos prestaron su carro a otras personas, quienes conducían ebrios y sin papeles. En ambos casos hubo intervención de la policía, y en ambos casos me terminaron llamando por teléfono para que yo les hiciera compañía. Así que sí fue pagada una deuda kármica. Y hasta yo caché mi parte porque he estado presente en esos desvergues. ¿Será que yo también debo alguna trastada?

Para terminar de coronar lo salado del día jueves 14, hice sentir mal a un buen hombre y además de eso mi hermana se enfermó con un gran dolor de estómago. Fuimos al hospital y resulta que aparte de su desmadre de enfermedades ahora también tiene hernia. Y yo sigo mal de salud: desvelada, cansada. Luego, durante la mañana del viernes 15, me putió mi jefe sólo porque utilicé la palabra “fantasma” para referirme a un usuario que ya no trabaja en la institución pero que, sin embargo, tiene activa una cuenta en un sistema. Mi jefe dice que le falté al respeto sólo porque dije eso, ¡puta!. A veces le he dicho cosas fuertes y no ha dicho nada, y... ¡hoy está con mierdas! ¿Será que a mi jefe le dicen "Fantasma" en su colonia, o es que ya le comienza la andropausia?

Cuando fui a traer de nuevo a mi hermana, que ya había salido del hospital, me voy dando cuenta que me habían “encuchado” 2 carros y tuve que esperar hasta que los movieron. Mi madre, muy florida con su léxico, se enojó porque yo no me apuraba en mi “guinda” hacia el hospital. A todo esto me había costado que en la oficina me dieran permiso para ir a traer a mi hermana al hospital. ¡A la gran puta! Jueves y viernes, esos sí que han sido malos días.
Bueno cierro el mega post con un pregunta: ¿será que mi amiga Mayra nos quiere decir algo desde el más allá? ¿Qué opinas mi estimado lector de esto?

Ojalá que solo sean conjeturas tontas hechas por mi cabezota que a veces se pone supersticiosa.

Hasta el siguiente post kilométrico.

martes, 12 de enero de 2010

Paracaidismo: Mi salto 100

¡¡¡¡Este es mi post número 100!!!! Así que por esa razón hablaré de mi salto 100 de paracaidismo. Mi salto cien fue el año pasado, el 28 de febrero, en el marco de la entrega oficial de la misión de los Contingentes del Batallón Cuscatlán destacados en Irak. Claro, mi salto no fue en Irak sino que en Ilopango, jajaja.

Ese día, el avión iba abarrotado de tigres voladores. Alrededor de 30 caballeros y una señorita, esa señorita era yo.
Todo mundo iba haciendo bromas, durante el despegue y el ascenso, porque el instructor Ben Liston había comentado, un par de meses atrás, que cuando un paracaidista hacía su salto 100, en los Estados Unidos, lo hacía desnudo. Y aquí sería yo la primera mujer en saltar por centésima vez, así que como mínimo, algunos de mis camaradas esperaban que yo saltara desnuda o en traje de baño de tela camuflada con un par de alas estampadas en las nalgas, jajaja. Pero no fue así, jaja. Llevé mi “gabacha de la suerte” y mis “botas de la suerte”, además de mi camiseta de la suerte que atrás dice “Caída Libre Militar”. Esta camiseta me la regalaron como recuerdo del curso de libre del Comando de Fuerzas Especiales en el año 2006.

Yo estaba feliz y nerviosa. Pensaba que ojalá no la fuera a cagar en mi salto 100, jaja, y me dije: “Ingrid, no la vayas a cagar”, “yo estoy segura siempre”. Segura de que voy a tomar la mejor decisión en el momento correcto, no “segura cagada", jaja. Como siempre, los medios de comunicación no llegaron a cubrir el evento. Claro, como yo no soy atleta de una Federación Olímpica les valió verga la invitación, pero llegó gente de una revista virtual de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA) a cubrir el evento de mi salto cien e hicieron una crónica muy bonita, aquí les dejo el link http://www.comunica.edu.sv/index.php?option=com_content&view=article&id=165:la-ingeniera-que-manda-en-el-aire.

Me hicieron múltiples regalos y por adelantado al esperado día. Lo gracioso es que de los regalos doce (si, 12) eran libros cristianos, ¡¡¡¡puuuuta!!! Yo con miedo de comenzar a quemarme súbitamente sólo por el simple hecho de tenerlos en mis manos, jaja.

Cuando pasaron los meses, se celebró el Día de los Paracaidistas Salvadoreños, entonces el Cnl. Luis Mariano Turcios me impuso las “alitas” conmemorativas por mi salto 100. El ritual consiste en llenar un gran pichel de agua ardiente, cerveza, chile, salsa, pimienta y todo lo que puedan ponerle con las alitas de metal al fondo del recipiente. En ese momento, da inicio el brindis del paracaidista que literalmente reza:

Brindo,
por el momento en que me siento con temor,
casi con miedo,
brindo por el momento en que mi vida queda suspendida de la seda
brindo por la salida,
la apertura
y la caída exitosa de mi vida.
Paracaidista!!!

Después de repetir el Brindis, se grita con fuerza la palabra Paracaidista , luego mi Sargento Mario Terezón me dio la orden característica de los parachutes: “Salte”, y procedí a tomarme semejante pichel de guaro al ritmo de los gritos de mis amigos y compañeros “adentro, adentro”, “con todo”, “dale”, “hasta ver a Dios”, etc.
De repente, sentí que el mundo dio como mil vueltas en un segundo y las alitas salieron del fondo del pichel con el último sorbo de guaro y quedaron en mi boca. Las saqué y se las di a mi Cnel. Turcios. Luego el coronel procedió a la imposición propiamente dicha: puso los pines de la insignia sobre mi pecho, al lado del corazón, como símbolo del honor de ser paracaidista y todos gritaban “con Sangre, con sangre”, y yo grité “con sangre”, y mi coronel me dio una gran pechada hasta que las agujas del pin entraron en mi carne y una gota de sangre emergió con orgullo. Fue tan fuerte la pechada que la plaquita que decía “100” se desprendió de mis alitas y salió volando. Después dije las palabras alusivas. Agradecí a mis amigos y a todos los presentes y luego dije: “Estas alas, las dedico a mi hermana, Miriam Imelda, a quien quiero mucho”, entonces ella comenzó a llorar como una niña, jejeje, se emocionó. Nunca pensó que yo le dedicaría mis alitas y también le dio tristeza al ver la pechada del rito paracaidista. Mi hermana estaba conmovida y todos mis amigos también al verla a ella con sus ojitos mojados, abrazando a sus mascotas, un par de pollitos pintados de verde y rosa.

Esta es mi crónica del salto 100. Me da alegría porque hice lo que siempre había querido: ¡Ser de la Casta de los Tigres que Vuelan!


Dejo fotos de ese día.


Esperando a los pilotos.

Sólo tigres.

Mario Terezón y yo, bien chivo el efecto de esta foto, me gusta!

Los tigres de nuevo.
vistos desde el orificio de la escalera del C47T

Mario y yo de nuevo, hasta radio llevaba para su salto.

Yo! note los Black huwk que están atrás.


Yo en mi salto 100!!!!

Yo maniobrando.


Yo aterrizando por centésima vez!!!!

Yo quitándome el altímetro.

Yo tratando de desenredar el desmadre que hice con las cuerdas.

Yo quitándome la correa de pecho, uuuuuuuy.


Mis amigos y yo.


lunes, 11 de enero de 2010

Hace un año se fue mi amiga Mayra Paz (R.I.P.).

Mañana, 12 de enero, mi amiga Mayra Paz estará cumpliendo su primer aniversario de haber partido hacia los Campos Elíseos, quise escribirlo desde hoy para que mañana amanezca mi mensaje de tristeza desde muy temprano, con la esperanza de que mi grito de duelo llegue hasta donde está. A veces me parece que es mentira que ella ya no esté, a veces quiero imaginarme que anda de viaje y que un día regresará, que volveremos a reír y a fumarnos un cigarrillo mientras recordáramos viejos tiempos. Pero no es así, ella ya no regresará. Para mí fue un golpe muy fuerte, es la primera vez que pierdo una amiga tan cercana, me parece increíble que haya fallecido, cuando supe la noticia no lo podía creer, sentí que algo me consumió hasta los huesos.

Recuerdo que en la madrugada del 12 de enero, me llamó. Me dijo que debía ir a Santa Rosa de Lima porque su tío, el hermano de su padre, había fallecido, dijo que no quería llevarse su carro porque nunca había manejado tan lejos y ella tenía solo un año de tener licencia de conducir, “que decis? Me llevo el carro?” fueron sus palabras, yo le dije “andate en bus”, luego dijo “no, mejor me lo llevo, no creo que me pase nada”, y me pregunto un año después: ¿Por qué no le insistí que no se lo llevara? Tal vez en algo habrían cambiado las cosas. Ese día pasamos hablando a cada momento, nunca en toda la historia de nuestra amistad habíamos hablando tanto por teléfono, nos estuvimos marcando a cada rato durante todo el día, porque en la tarde venía papá Chon, su padre, de Estados Unidos para acompañar en la vela. Esa tarde iríamos juntas al Aeropuerto, me llamó cuando salió de regreso hacia San Salvador, eran las 15 horas y me dijo “ya vamos de regreso con mi mamá, mi hermana y el niño”, pero ya no pudo ser así, fui la penúltima persona a quien le marcó al celular, ella ya nunca tocó a mí a puerta para irnos juntas a traer al papá, ya nunca regresó respirando a la capital.

El día de su sepelio la soñé, soñé que entró a mi habitación vistiendo una blusa rosada, su color favorito, en mi sueño se sentó en mi cama y me dijo “levantate, vengo a despedirme”, me puse de pié y me dio un abrazo, “ya me voy, llevo prisa, no llores, aquí no hay dolor” y se fue. Nunca pude hacer lo que el sueño me pidió, no pude parar de llorar y hasta el sol de hoy no me resigno.

Mi salto en paracaídas número 99 fue en honor a ella, porque siempre dijimos que saltaríamos juntas del avión, me llevé su foto en el pecho y grité en la salida que el salto era por ella, ahora un año después mi post número 99 también es por ella, esta cifra me recuerda su nombre: Mayra Paz, la peri, una súper mujer, mi amiga leal, mi hermana. Dejo el link de un post donde escribí algo para ella (http://rumanaladytiger.blogspot.com/2009/01/falleci-mi-gran-amiga-mayra-paz-la-peri.html).

Aquí dejo el poema de Miguel Hernández en la voz de J.M. Serrat.

http://www.goear.com/listen/0758235/elegía-de-ramón-sijé-juan-manuel-serrat


Ejegía

En Orihuela, su pueblo y el mío,
se me ha muerto como del rayo Ramón Sijé,
a quien tanto quería.

Yo quiero ser llorando el hortelanode
la tierra que ocupas y estercolas,
compañero del alma, tan temprano.

Alimentando lluvias, caracolas
y órganos mi dolor sin instrumento
a las desalentadas amapolas
daré tu corazón por alimento.

Tanto dolor se agrupa en mi costado,
que por doler me duele hasta el aliento.
Un manotazo duro, un golpe helado,
un hachazo invisible y homicida,
un empujón brutal te ha derribado.

No hay extensión más grande que mi herida,
lloro mi desventura y sus conjuntos
y siento más tu muerte que mi vida.

Ando sobre rastrojos de difuntos,
y sin calor de nadie y sin consuelo
voy de mi corazón a mis asuntos.

Temprano levantó la muerte el vuelo,
temprano madrugó la madrugada,
temprano estás rodando por el suelo.

No perdono a la muerte enamorada,
no perdono a la vida desatenta,
no perdono a la tierra ni a la nada.
En mis manos levanto una tormenta
de piedras, rayos y hachas estridentes
sedienta de catástrofes y hambrienta.

Quiero escarbar la tierra con los dientes,
quiero apartar la tierra parte a parte
a dentelladas secas y calientes.

Quiero minar la tierra hasta encontrarte
y besarte la noble calavera
y desamordazarte y regresarte.

Volverás a mi huerto y a mi higuera;
por los altos andamios de las flores
pajareará tu alma colmenera
de angelicales ceras y labores.

Volverás al arrullo de las rejas
de los enamorados labradores.
Alegrarás la sombra de mis cejas,
y en tu sangre se irán a cada lado
disputando tu novia y las abejas.

Tu corazón, ya terciopelo ajado,
llama a un campo de almendras espumosas
mi avariciosa voz de enamorado.
A las aladas almas de las rosas
del almendro de nata le requiero,
que tenemos que hablar de muchas cosas,
compañero del alma, compañero.


Miguel Hernández.
Poeta Español

viernes, 8 de enero de 2010

"Masada no volverá a caer"

Masada.
Siempre he admirado la valentía del pueblo de Masada, a mi gusto es uno de los episodios más fascinantes de la historia. Masada es una fortaleza situada en la cumbre de una meseta montañosa ubicada en el desierto de Judea, ese es el escenario de una historia muy cautivadora. Escribir este post es muy especial para mí, ya que esta historia representa coraje y yo siempre he sentido respeto por este hecho histórico.

Masada, una fortaleza que se escondía entre los dedos de su dios Yaveh y la arena del desierto de Judea, fue el lugar donde se refugiaron los miembros de la secta judía de los zelotes luego de haber sido expulsados y perseguidos por la rebelión que iniciaron en contra de la ocupación romana durante el siglo I d.C. Masada, un lugar donde cerca de mil hombres, mujeres y niños, asediados por el Imperio Romano, eligieron matarse unos a otros antes de caer en manos de sus enemigos. Una muestra de coraje porque no cualquiera tiene el valor de hacerlo.

Leamos un poco acerca de la historia de este lugar y de la gente que estuvo allí.

Construcción de Masada:

Según el historiador Flavio Josefo la fortaleza fue originalmente fundada por el sumo sacerdote Jonathán, (no era el mismo Jonathan hermano de los Macabeos) y fue hecha con el fin de ser un refugio apartado y muy discreto. Pero según el historiador Plinio, la construcción de Masada comenzó cuando el rey Herodes I “El Grande” (Según un documental del History Chanel él fue el mayor constructor en esa región, mandó a hacer muchos edificios, puentes, fortalezas, etc.) la mandó construir durante el primer siglo antes de Cristo. Lo cierto es que él la reforzó pero no fué él quien comenzó su construcción original.

En Tiempos de Herodes:

Herodes se refugió allí en los últimos años de su construcción, para mantenerse seguro de sus enemigos (la invasión Parta en el año 40 a.C.) y así poder esconder a su madre, su prometida y a su hermana, esta invasión por parte de los Partos ocurrió durante la ocupación de Pompeyo en Judea, entonces Herodes solicita ayuda a Roma y tras triunfar sobre la invasión parta logra ser Gobernador de Judea, esto se gana el odio del pueblo por romanizar la tierra y eliminar a algunas minorías. Es hasta este momento que Herodes se da cuenta de la importancia de Masada y le manda a construir un muro en el perímetro de la meseta convirtiendo a la fortaleza en impenetrable.

Cuando en el año 4 d.C. murió Herodes, la fortaleza de Masada fue capturada por los romanos y utilizada por éstos hasta que en el año 66 d.C empezaría su camino hacia su triste final.

La Sublevación de los Zelotes para liberar Judea de la ocupación Romana:

En el año 66 d.C. se levanta la primera sublevación en Judea por parte de un grupo de personas que no querían a los romanos en su tierra, eran varias minorías entre las más destacadas estaban los zelotes y los sicarios (de aquí el orígen de la palabra).

Según un relato del Talmud, los sicarios y los zelotes impidieron el suministro de alimentos de la ciudad para forzar a la gente a luchar contra el sitio romano en vez de negociar la paz. Sus líderes, incluyendo Menahem ben Jair "El Galileo", Eleazar ben Jair, y Bar Giora, eran figuras importantes en la guerra, y la gota que derramó el vaso con todo el conflicto judeo - romano fue que los Sicarios liderados por "El Galileo" asaltaron y aniquilaron a una guarnición romana, la respetable Legio III Gallica que estaba acuartelada a las orillas del Éufrates, eso fue lo último que aguantaron los romanos y emprendieron el ataque contra los rebeldes tanto Sicarios como Zelotes. Eleazar ben Jair, líder de los zelotes finalmente logró escapar al ataque romano.

Eleazar, junto a un pequeño grupo de seguidores y familiares, se abrió camino hasta la fortaleza abandonada de Masada, donde siguió con la resistencia contra los romanos hasta 73. Otros historiadores dicen que fue "El Galileo" el que los llevó hasta Masada y que se instalaron como colonos y que vivieron en paz durante algunos años. Eran alrededor de 960 rebeldes los que se refugiaron en Masada.

La corta vida tranquila se les termina cuando en en el año 72 d.C., el gobernador romano de Judea Lucio Flavio Silva , hastiado por los problemas que suponía la existencia de una Masada aún rebelde, marchó hacia la fortaleza junto con una legión romana, la Legio X Fretensis, y preparó el asedio de la misma. Dispuso la creación de ocho campamentos que rodearan la fortaleza, que albergaran un total de 15.000 efectivos, entre legionarios, auxiliares, seguidores y prisioneros judíos esclavizados. Se instalaron en la falda del monte y montaron su campamento.

Silva estudió durante meses la manera de atacar Masada, soportando un calor excesivo e incluso llegando a tener bajas muy importantes entre sus hombres a causa de la meteorología del cercano Desierto de Judea- y la falta de agua potable por las escasas lluvias.

Durante la primavera del año 74 d.C. cansados de reyertas, de no encontrar un momento propicio para atacar, montaron un “ariete”, maquinaria militar que consistía en una viga muy pesada y reforzada que podría ser de hierro en la mayoría de los casos o de bronce; en uno de los extremos siempre había la cabeza de un carnero del mismo material de la viga, por lo que la hacia una potente maquinaria de derribo de murallas; muy conocida desde siglos en la milicia romana.

La tarde del 2 de mayo, Silva se aburrió de las embestidas del ariete que no lograba derribar nada y envió a un grupo de hombres armados con antorchas para incendiar la muralla interior, que comenzó a arder rápidamente a lo largo de la estructura. No obstante, comenzó a soplar un fuerte viento desde el norte y de cara al ejército romano, que amenazó la maquinaria de asedio hasta que cambió de sentido y avivó las llamas, lo cual fue interpretado como un buen augurio.

Entonces Silva ordenó montar una fuerte guardia que custodiara la muralla incendiada, para así evitar que los judíos escaparan por la noche a través de la brecha, ya que su intención era lanzar el asalto definitivo al día siguiente.

Dentro de Masada, los Zelotes fueron conscientes de que el asalto final del ejército romano llegaría con el nuevo día, que todo estaba perdido y los zelotes sabían muy bien que les esperaban la tortura, la muerte, la violación de sus mujeres y la esclavitud.

Según el relato de Josefo, el líder de los Zelotes, Eleazar ben Ya'ir, reunió esa noche a sus hombres en el palacio occidental, pronunciando un discurso donde propuso que “las manos propias serían más piadosas que las del enemigo” y de esa manera darse muerte ellos mismos para evitar ser hechos prisioneros y vendidos como esclavos.

Y Eleazar los instó diciendo “conservar nuestra libertad como un ejemplar monumento funerario”, según el testimonio recogido por Josefo. “Primero destruyan nuestro dinero y la fortaleza por medio del fuego..., no conservemos nada, salvo las provisiones, pues ellas darán testimonio de que no fuimos vencidos por falta de cosas necesarias, sino que, de acuerdo con nuestra resolución, hemos preferido la muerte antes que la esclavitud.”

Los maridos abrazaron con ternura a sus esposas, “les dieron los besos de despedida más largos a sus hijos” y no hubo uno sólo de estos hombres que sintiera escrúpulos de cumplir su parte en esta temible ejecución, y cada uno mató a sus parientes más queridos”.

Entonces escogieron a diez hombres por sorteo para que mataran al resto, y entre ellos fue sorteado uno más que terminaría de matar a los últimos, “y aquel que quedó último miró a todos por si acaso alguno de los sacrificados necesitara ayuda”, y antes de suicidarse prendió fuego a la fortaleza, excepto a los depósitos de víveres, para así demostrar a sus enemigos que actuaban por resolución, no por desesperación y, con la gran fuerza de su mano se traspasó completamente con la espada y cayó muerto junto a su propia familia. Era el decimoquinto día de Nisán, el primer día de Pésaj.

La mañana del 3 de mayo los legionarios romanos colocaron pasarelas sobre la muralla incendiada e irrumpieron en la fortaleza, preparados para combatir a los Zelotes, sin embargo toparon con un silencio sepulcral y la visión del fuego y de los cuerpos sin vida de sus enemigos. Únicamente hallaron con vida a una anciana y una mujer, pariente de Eleazar, que se habían refugiado junto a sus hijos en una de las galerías subterráneas que conducía a las cisternas, siendo quienes relataron las últimas palabras que el líder sicario pronunció a sus hombres.

Los romanos se sintieron consternados e incluso conmovidos cuando vieron la resolución de los Zelotes, entonces los romanos perdonaron la vida a los supervivientes, escribiendo Josefo sobre este episodio:
“Cuando allí se toparon con el montón de muertos, no se alegraron, como suele ocurrir con los enemigos, sino que se llenaron de admiración por la valentía de su resolución y por el firme menosprecio de la muerte que tanta gente había demostrado con sus obras”.

Y desde entonces Masada es un símbolo para el pueblo de Israel, un símbolo al heroísmo, una reivindicación a las mujeres y hombres que prefieren morir antes que perder el honor y la libertad. Un suceso que merece respeto.

Nabucco en Masada.

Para mediados de este año, los días 3,4 y 5 de Junio, algunos privilegiados podrán disfrutar de Nabucco, la ópera de Verdi en la cima de Masada, si en Masada!!!. Este evento único en la historia de Israel se llevará a cabo con motivo de los 25 años de la ópera israelí. Si estás interesado en el viaje podes consultar aqui. Dejo la foto de la promoción de la Opera Nabucco en Masada para su disfrute.

Hace un par de meses me sentí ignorante cuando una persona muy especial me preguntó si había escuchado Va, Pensiero y yo de bruta le dije que no, después cuando la escuché me dió rabia porque era la misma aria que yo había leído mucho antes que el pueblo chileno cantó en el Estadio Nacional tras la caída de Pinochet en 1990, todos los días se aprende. en Junio esta aria será interpretada en Masada como símbolo de la libertad del pueblo de Israel.

Juramento del Ejército Israelí:
Desde la instauración del Estado de Israel, Masada ha sido el lugar de juramento de lealtad para el ejército israelita en donde proclaman su grito de lealtad hacia el estado: “Masada no volverá a caer”.

Les recomiendo que si no quieren leer, vean este video, muy bueno.
Aquí un video del History:

jueves, 7 de enero de 2010

Tremenda Sabiduría, ¿diganme si no?

Ahora por la mañana, mi estimada amiga Cristina Padilla y Velasco me envió un correo con un contenido muy cierto, vean la foto, definitivamente es un razonamiento muy sabio!
Ayer por andar de metida ya iba a reventarme la trompa con unos idiotas pedigueños de esos que limpian parabrisas en los semáforos y todo porque estaban atacando a golpes a unos pobres bichos disque emos, los emos estaban bien cipotes y los que parecían ladrones ya eran adultos, me metí porque me molestó que golpearan a los menores de edad, no porque defienda emos. Ya ven! por metida me busqué problemas. A ningún metido le va bien, pero no me arrepiento porque cuando yo reaccioné gritándoles y con voz de mando hacia los cabrones del semáforo dejaron de atacar y entonces un montón de gente que estaba observando el safa-rancho también reaccionó y apoyó mi iniciativa en contra del ataque.
Dijo la mamá de uno de los los pedigueños (si, la mamá, también su mami los acompaña en los desmadres): "Son emos, les gusta sufrir" refiriendose al motivo del ataque y justificado a su "niño" que era parte del grupo de agresores, puta! hasta cuando esta sub-sociedad de mierda va a entender las palabras de Benito Juárez: "El respeto al derecho ajeno es la paz" bueno, con que no han entendido las sabias palabras de nuestro ilustre poeta Roque Dalton: "Cada quien hace de culo un florero" y el populacho le agrega: " y de su mona una flor". Si no entienden lo nuestro menos al mexicano Juárez. Solo porque un grupo les cae mal no los justifica a golpearlos y mucho menos si son menores de edad, si son emos pues vale verga es muy su problema, cada quien puede hacer lo que le ronque su sacrosanto ano siempre y cuando no joda al prójimo.
Ah se me olvidaba, ya estoy de nuevo en mi trabajo pero sigo jodida de salud.

lunes, 4 de enero de 2010

Primer día de trabajo del 2010

Hoy por la mañana me dije en voz alta: "Ingrrrrrrrrrrrrrid! despierta el tigre que hay en ti!!!" y me vine bien contenta para la oficina, hoy es mi primer día de trabajo de este año, el día ha estado tranquilo, por la mañana tuve la primera llamada de la década, detalles que no se olvidan, haaa era la voz de un papasote!!! que lindo me quería saludar!

Por la mañana vine muy animada pero estoy enferma, tengo bronquitis y toda la vacación pasé sufriendo con ese sentimiento de impotencia que no se puede respirar y vos queriendo hacerlo, de hecho el 1 dormí como que era perico sentada en el sofá porque sentía que me ahogaba cuando me acostaba, bueno, acabo de ir donde el médico del ISSS y me dió 3 días de incapacidad, jaja mi jefe puso una cara asi como diciendo "ve! y esta pendeja ya se va otros 3 días?" jajaja pero no me dijo así si no lo cambió diciendo "que bueno, descansá" jaja cómo no voy a saber que no le gustó? jijiji.

Haaa pero lo mejor de estar enferma es que el sábado me concintieron, me sobaron mi lomito de tigrita, fue un masajito con vicks vaporub, yeahhh la caricia que alivia jujujú!!! no piensen mal pues, llegó ese caballero especial del que tanto hablo, pero no sean malpensados. Alguien por allí me dijo sabiamente que me darían incapacidad, pensé que era improbable, pero salió cierto, estoy por irme a dormir a mi cubil felino!

sábado, 2 de enero de 2010

Lirios Negros, Cenizas y Sonrisas del 2009

El 2009 fue una mezcla de sentimientos alegres, tristes, reflexivos, desconcertantes, etc. el año comenzó muy mal con la pérdida irreparable de mi gran amiga Mayra Paz en un accidente de tránsito, luego a los pocos días otra pérdida: mi primo Julio falleció, luego otra: mi prima, después el papá de Mayra se fue también.

Mi hermana Miriam Imelda estuvo muy mal de salud, en tres ocasiones estuvo al borde de la muerte a causa de su Insuficiencia Renal Crónica, mi amigo Rafael Menjívar Ochoa también estuvo muy cerca de la muerte. Las cosas buenas del 2009 fueron que Miriam y Rafael están vivos!!!! salieron adelante en sus luchas dolorosas para sobrevivir! además tengo vivitos a mis abuelitos lindos Rosita de Magaña y Benedicto Magaña, mi abuelito cumplió sus 90 años!!! eso me hace muy feliz porque ellos están aquí conmigo en mis alegrías y tristezas, también en este 2009 hice más fuertes mis lazos de amistad con la gente que me acompaña en la vida, mis amigos están completos y sanos, conocí gente maravillosa este año, hice mi salto libre número 100 y sin querer me convertí en la primera mujer en suelo salvadoreño en hacer cien saltos, también asistí a recitales, compartí mis textos con gente muy linda y aprendí de esas personas, me cambié la apariencia física porque dejé de ser una rubia y pasé a ser una mujer pelinegra con un corte audaz mostrando la nuca jeje, también recuperé mi inversión material que el cabrón de mi ex novio no me quería devolver desde hacía más de dos años, al fin al fulano le dio verguenza y devolvió una parte de mis cosas, aprendí mucho, crecí en muchos aspectos, incluso la opinión de una enemiga me hizo crecer como persona y me ayudó a mejorar los puntos que mencionaba, así que en hora buena la insultada que me dio jaja y ahora puedo reirme de eso. 

Me han alegrado los triunfos de mis amigos, por ejemplo El Cnl. Luis Mariano Turcios hizo su salto 1,500 hace poco, varios amigos escritores han sido publicados en antologías o sus propios libros, etc. también estoy feliz de no haber hecho cosas de las que me arrepienta, solo cosas buenas de las que me alegro, me he reencontrado con viejas amistades, solidifiqué las que tenía y he hecho nuevos amigos y para cerrar con broche de oro tuve un romance intenso de apenas dos meses con un caballero maravilloso, Gerardo, gracias a él me di cuenta que sí podía volver a sentir cuando yo pensé que me había quedado traumada con lo que pasó hace más de dos años.

Cada año me siento más fuerte, pero también más cansada, espero que esta década me traiga muchos éxitos y rebase lo que la década anterior me trajo, gracias a todos mis amigos por estas siempre a mi lado!!!!