lunes, 9 de agosto de 2010

Vacaciones de Agosto: Lo malo y lo bueno.


Hola! ya estoy nuevamente en la oficina. Tuve una semana de vacaciones y por primera vez en varios años pude dormir y levantarme tarde. Ya era hora! al fin descansé a todo trapo.

LO MALO DE LA VACACIÓN:


Un día de estos, durante la noche, mi pobre abuelito iba para el baño, no quiso encender la luz porque según él "veía como los gatos" y como estaba oscuro se desubicó dentro de la casa y chocó contra la puta pared, miauuu pobre abuelo, se golpeó su bracito pero no pasó a más.

Y pues, mi mamá Raquel, ah ella estuvo regañándome como siempre, lo raro sería que no me dijera ni mierda pero eso es mucho pedir en esta vida.



LO BUENO DE LA VACACIÓN:


Mi hermana no se enfermó para nada durante las vacaciones y eso fue fantástico! desde hacía tiempos no pasábamos tranquilas en vacaciones. En otras ocasiones habíamos amanecido en el hospital todos los putos días, pero esta vez fue diferente, agradable y muy bonito. Salimos a pasear junto con mi sister!

Y con respecto a mi abuela, ella ya está caminando!! con ayuda de una andadera claro está, pero da pasitos y se ejercita en el corredor de la casa con sus bastones o con su andadera. A casi un par de meses de su operación en la cadera me parece sorprendente su valentía y fuerza de voluntad para caminar, pronto en octubre cumplirá 83 años. Me encanta la gente que confía en ella misma y hace las cosas porque sabe escuchar el rugido del tigre que vibra desde su interior y así es mi abuela!

Y bueno, pues yo tuve una sorpresa agradable, después de muchos años, vino desde su país natal, Grecia, un antiguo amor platónico. Él regresó a El Salvador por razones laborales, las mismas que lo trajeron hace años cuando lo conocí. Él es un hombre muy interesante, soltero, inteligente, ingeniero, guapísimo y su vida es una auténtica historia griega de superación personal. Al fin regresó el Espartano que tanto recuerdo. Yo sabía que el tiempo lo traería de regreso.

Lo bonito es que el griego divino se acordó de mí y me invitó a una cena muy especial. Me sentí muy contenta, siento que yo realmente merecía verlo después de muchos años de recordarlo. Jujujú.

El resto de la semana estuvo muy bien, entre tertulias y cafecitos con mis amigos.

Ayer domingo fuimos a Comasagua con mi hermana y con mi amigo Guille a traer unas cajas de dializales rojos que le regalaron a ella.

Vi a Danilo un par de veces en la semana, también a la Shelby, a Guillermo y a la Kathia. No hice ningún deporte extremo ni fui a la feria. Pasé viendo todos los programas sobre extraterrestres que dieron en el History Channel durante toda la puta semana.

Semana tranquila, me alcanzó el pisto!

Yeah!