jueves, 25 de febrero de 2010

Con Duarte, aunque no me harte.

Hace 20 años murió el ex Presidente de la República, el Ingenierísimo José Napoleón Duarte. Yo era una niña bastante pequeña cuando estaba en vigencia la Junta Revolucionaria de Gobierno y él era el presidente de dicha junta. En este momento yo no me interesaba por la política jeje era una niña que me fascinaba dibujar, colorear y jugar deslizándome por una ladera dentro de un barril junto con los demás niños. Después de que Duarte dejó la Junta Revolucionaria, estaba Alvaro Magaña como Presidente.

El nombre de Duarte se escuchaba a menudo en las noticias del Circuito YSR (La emisora popular) y también en la KL, también se podían ver noticias de él en Teleprensa. Duarte me caía bien cuando lo veía por la televisión, se veía afable y buena onda, tenía ojos verdes y a veces se veían tristes.

Recuerdo que el Ingeniero Duarte fue una de las primeras personas que escuché que era ingeniero y que la gente campesina decía “él es ingeniero” con gran admiración y respeto. Un día, yo le pregunté a mi abuelito: “abuelo, ¿Qué es ingeniero? ¿Y por qué Duarte es ingeniero?” Ha - dijo él - es porque es inteligente y sabe mucho de matemáticas, es ingeniero civil. Luego le dije “¿y eso que es?” y mi abuelo dijo “Ha es que él hace edificios, puentes y muchas cosas”. Y yo le dije a mi abuelo “haaaaa y podría yo ser ingeniero también?”, “ si” me dijo el abuelo con una sonrisa.

Las elecciones presidenciales de 1984 fueron las primeras votaciones que yo tuve plena conciencia que se trataba de la elección de un mandatario para todo un país, hasta entonces comprendí como era la jugada! mi familia hablaba acerca del día que irían a votar a San Julián. Mi abuelito no era del “pescado”, pero respetaba a Duarte por su inteligencia. Y por eso yo también quería ser ingeniero porque Duarte era ingeniero y mi abuelo lo respetaba jeje.

Me acuerdo cuando Duarte fue electo presidente, fue en segunda ronda. No estoy segura si me estoy equivocando con las fechas, pero la primera fue un 8 de marzo y la segunda ronda fue un 25 de marzo. Tengo en mente esas fechas por que a cada rato pasaba el carrito de la propaganda diciendo “este 8 de marzo vamos muy tempranito a votar por el pescadito”, la gente campesina decía sin cesar “Con Duarte aunque no me harte” y a todos los niños nos gustaba hablar de Duarte. Los adultos se preocupaban por quién sería su nuevo presidente, por la guerra, por los familiares en la guerrilla o en el ejército.

Y ese dicho popular “con Duarte aunque no me harte” ha quedado en la historia y en su momento pasó a formar parte del caló popular para dar a entender que confías en alguien y que sin importar las consecuencias lo vas a seguir. También hubo otra frase, pero esta era cantada, era algo así como un “yingle” que la verdad no sé quien lo inventó, lo más probable que fuera la oposición, era relacionado con su vicepresidente “será sandía, será melón, serán los huevos de Claramount” jaja muy simpático, claro mis respetos también para Castillo Claramount.

Uno de los rivales de Duarte, el Mayor Roberto D´buisson, solía decir “los pescados son como las sandías: verdes por fuera y rojos por dentro” refiriéndose al color de la bandera del pescado que es verde.

Fue Duarte quien fundó al PDC, el partido del pescadito. Eligieron como logo un pescado porque en la época de los primeros cristianos ese era el símbolo de la lealtad hacia Jesus durante la persecución romana en contra del cristianismo, se reconocían entre ellos por ese simbolito. Y como el PDC es Democracia Cristiana pues les quedó apropiado el pescado en un fondo de color verde, su slogan es “La esperanza sigue siendo verde”. Adecir verdad, yo No soy ni he sido del PDC, pero me cae bien la memoria de Duarte y esta tarde le rindo un homenaje.

El 25 de marzo de 1984, el día de la segunda ronda, mis abuelitos nos llevaron a San Julián a las tales votaciones, nos dejaron depositadas en la casa de la niña Gladys, la vendedora de carne, esa maitra nos dio los mejores panes con huevo que recuerdo de mi infancia, mi hermana y yo jugamos hasta aburrirnos con un triciclo que estaba en esa casa, nunca olvidaré ese día, fue extraño. Recuerdo que allá por el 85 a Duarte le secuestraron a una de las hijas. Eso lo deprimió pero Duarte no se ahuevó.

Con el pasar de los años, supe que Duarte pintaba en sus ratos libres, me enteré porque mi abuelito era compadre del viejito que cuidaba la casa de los dueños de la hacienda Caluco y dicen que allí hay una pintura firmada por Duarte, él plasmó en ese lienzo y en muchos otros su faceta artística.

Duarte también escribió un libro, dice mi mamá que se llamaba My Story, que fue editado en inglés y que fue publicado en el exterior, supongo que aquí también lo vendieron pero yo nunca tuve la oportunidad de leerlo, ni ver su pasta, me gustaría un día poder leer la vida de este personaje célebre de la historia de mi país pero contada por él mismo, de sus letras, de su mente, de su historia.

Decían los chambrosos de Caluco, que Duarte tuvo una ametralladora Ingram y que se la obsequió al dueño de la Hacienda Caluco, luego esa reliquia armamentística fue robada de una colección privada. Eso queda como un misterio, nunca sabremos si era cierto o mentira, lo cierto es que Duarte era un hombre de paz.

En resumen, Duarte no era un “cinco de yuca”, para comenzar era ingeniero y con eso lo dice todo, pero también fue profesor de cálculo estructural en la UES, era el profe de matemática de la Escuela Militar CGGB, era pintor, escritor, era un hombre pacifista, político de trayectoria indiscutible, artista que aplicaba las ciencias en la construcción de bellas obras, sentó las bases para los acuerdos de paz generando el diálogo con el Frente, se reunieron a parlar en La Palma y en Esquipulas, etc. etc. etc.

Cuando hicieron público que al Presidente Duarte le fue diagnosticado cáncer, yo me sentí muy triste, y mucho más triste cuando le estaban haciendo las quimioterapias, él ya no se veía tan fuerte como antes, pero nunca bajó su mirada. Años después, cuando a mí me diagnosticaron leucemia me acordé de él. Pensé que me tocaría atravesar la misma calzada que Duarte había caminado.

Murió un 23 de febrero de 1990, me imagino que se fue con una sonrisa. Napoleón Duarte, un hombre que hizo historia.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Me acuerdo del dia en que el Ing. Duarte murio, yo andaba trayendo tortillas en el pasaje de a la par de donde vivia y las personas lo comentaron, me senti triste por que me caia muy bien, mis papas hablaban bien de el y al verlo entregando la banda presidencial, bastante debil ya, decian que el le habia pedido a Dios Tllegar vivo por lo menos para poder hacer eso. Lo logro. Creo que es él el verdadero presidente de la paz, no por que sea yo rojo o azulT, si no por que los hechos historicos es lo que nos orientan a pensar.

Anónimo dijo...

-creo- Q hay mucho más que decir. Entre otras cosas.
- Si realmente lo hubieran dejado
"ganar"/gobernar cuando realmente ganó las elecciones. [ Historia ]
- El haber perdido su dedo {anecdota}
- Que era un hombre que venía de abajo, trabajo en catastro de la AMSS.
- Que el inicio / proceso de acuerdos de paz, lo inició con su primer dialogo en La Palma.

Rumana, the LadyTiger dijo...

Que bonito tu comentario, gracias por compartir. Me alegra que tengamos el mismo pensamiento hacia él, el verdadero Presidente de la Paz.

Ricardo dijo...

Y en realidad la gente no se hartó. Mi madre repetía ese dicho constantemente, pero a modo de burla. Ella también votó pescado. Una tía también trabajó en al casa de Duarte.
Aquí tengo un post de él:
http://ricardo-octubrerojo.blogspot.com/2008/10/un-presidente-es-un-presidente.html

Rumana, the LadyTiger dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rumana, the LadyTiger dijo...

yo no considero que fuera en tono de burla ese dicho. Talvez para algunas personas pero no para el resto de gente que le apreciamos.

Ángel dijo...

Comadre, solo dejando saludos y esperando que ya estes totalmente recuperada, cuidate mucho y animo con eso de los cigarrillos, yo presumo que no tengo vicios, pero los vicios ocultos son peores, ja, ja.

Saludos :D

Loida Pineda dijo...

Él fue el primer presidente del que tengo conciencia de haber escuchado y visto en la t.v. Me acuerdo de los famosos "paquetazos" económicos que propuso durante su gestión, creo que fue en el 86 y que le ganaron hartas críticas de parte de la oposición y de diversos sectores... increíble como pasa el tiempo de rápido y que coincidencia que los líderes políticos de esa época se hayan muerto casi de lo mismo. Me refiero a Guillermo Manuel Ungo que también formó parte de una Junta Revolucionaria de Gobierno y el líder de derecha Roberto D'Abuisson.

Anónimo dijo...

Te felicito Ingrid, buen post, sin populismos, pero con la memoria de muchos que aprendimos a crecer en las escuelas con los programas de la democracia cristiana.
A diferencia de ti, tengo muy pocos recuerdos del día de las elecciones, una ametrallada frente a la escuela de la colonia, la gente corriendo y después a los pocos minutos, la gente haciendo fila nuevamente para votar.
La luz se fue a las 5 de la tarde y mi papa conecto un radio de baterías y en una pizarra verde grande (que quien sabe de donde la saco) llevaba el conteo por cada departamento estuvo así hasta las entrada de la noche.
Algo que si me enseño Duarte es que el poder consume, desde la triste noticia del cáncer he tenido el interés en observar como les afecta físicamente a los gobernantes la carga de tanto problema.
Y la gran pregunta es: Y cuando te tiras para presidenta????
Una mujer tan bella e inteligente desde ya tiene ganados muchos admiradores, comenzando por este lector.
TQM, benidiciones,
Fenixx Negro
Nota: el teclado desde donde escribo no tiene tildes, perdón por la ortografía, hice lo que pude.