lunes, 10 de agosto de 2009

Falsa alarma de bomba deja una víctima mortal.

Este día fue pésimo aquí en la oficina, en el sentido de que algún bromista de mierda se le ocurrió llamar al 911 y decir que había una bomba en uno de los edificios del Ministerio de Hacienda, yo no estoy físicamente en las Tres Torres sino que en los Cerezos entonces aquí no nos evacuaron, nos enteramos pero mis colegas y yo no nos asustamos porque francamente no le dimos crédito a la noticia, pero que pura mierda la bayuncada esa de inventarse una bomba y hacer perder el tiempo tanto a los empleados como a las autoridades que preocupadas montaron un operativo de rastreo con todo el séquito de canes entrenados y de hombres de la División de Armas y Explosivos de la mera mera Policía.

Puta! pero lo peor de todo es que un contribuyente de 54 años de edad, fue víctima de esta broma de mierda, le dió un infarto al enterarse de lo que ocurría y fue trasladado al Hospital General del ISSS donde murió. Según versión del Diario de Hoy el fallecido se llamaba Julio César Soto, que tristeza me da pensar que sus hijos ya no volverán a verlo, ni sus hermanos y la vida no volverá a ser igual para sus familiares y TODO POR CULPA DE UNA BROMA DE MIERDA. ¿Qué tal eso? un inocente murió por culpa de la falsa alarma de más de algún hijo de puta.

Los especialistas en explosivos no encontraron la bomba y una persona murió. Qué desastre!
Ojalá que paguen caro los causantes de esto, ojalá que se haga justicia divina, karma, segunda ley de Newton, como le quieran llamar, pero que sean castigados estos malditos

Qué pura mierda habría sido que en serio hubiera habido bomba, pero que pura mierda también que se pongan a hacer bromas con algo tan serio. Que en paz descanse el hombre que murió.